Especialidades suizas

Algunos platos suizos son conocidos más allá de las fronteras nacionales.

La raclette suiza
La raclette suiza © DFAE, Presencia Suiza

Fondue de queso 

La fondue de queso se prepara con quesos gruyere, vacherin y de Appenzell. A menudo se funde el queso añadiendo vino blanco. La fondue se come caliente directamente de la cacerola (caquelon), mojando los trocitos de pan en el queso fundido con un tenedor largo. 

Raclette 

La “raclette” es un plato típico del Valais. Un queso entero cortado por la mitad se calienta en la parte del corte para luego raspar la parte fundida y servirla en un plato. Se acompaña la raclette con patatas, pepinillos y cebollitas en vinagre. El plato se suele servir con vino blanco como el Fendant por ejemplo. 

Rösti 

El “rösti” es una especie de tortilla de patata. Primero se cuecen las patatas, luego se pelan y se rallan, antes de freírlas con mantequilla en una sartén. Cada región tiene sus propias variantes. El rösti bernés se prepara con queso, cebolla y tocino. En Zúrich, donde tiene su origen, se prepara el rösti con patatas crudas. 

Müesli 

El “müesli” de Bircher (o Birchermüesli) suele tomarse como desayuna o merienda y consiste de copos de cereales (avena), fruta troceada y leche. Existen incontables variantes con miel, yogur y nueces. El müesli es un invento del doctor Max Bircher-Benner de principios del siglo XX. Originalmente era un plato ideado para servir en clínicas, pero con el paso del tiempo se extendió por todo el país.

Informaciones complementarias