Aguas

Suiza es el depósito acuífero de Europa. La fuerza hidráulica es una de las energías renovables más importantes del país.

Las cascadas del Rhin cerca de Escafusa
Las cataratas del Rhin cerca de Escafusa. © Beat Presser

Suiza conserva más del 6% de las reservas de agua dulce de Europa. Las corrientes de agua se nutren de precipitaciones, manantiales y depósitos hidrológicos como la nieve y los glaciares. Los lagos y las aguas corrientes adquieren formas muy variadas. 

Suiza es reconocida por la alta calidad de su capa freática. De ella proviene el 80% del agua potable e industrial. La calidad del agua potable es excelente, lo cual se evidencia por ejemplo en el hecho de que el 40% de la totalidad de los recursos de agua potable no requiere de ningún tratamiento antes de su consumo. 

Los hogares consumen un promedio de 162 litros de agua por persona y día. A pesar del crecimiento demográfico, el gasto total (incluidos industria, comercio y agricultura) ha disminuido un 30% desde los años 1980. El decrecimiento en el consumo se debe en primer lugar a la dislocación de ramas industriales de consumo intensivo de agua al extranjero y a electrodomésticos poco gastadores. 

Los recursos hídricos son la energía renovable más importante de Suiza. En la actualidad, el 56% de la electricidad producida proviene de la fuerza hidráulica, de la cual dos tercios se generan en las regiones montañosas de los cantones de Berna, Uri, Grisones, Tesino y Valais.