Bosques

El 31% de la superficie territorial de Suiza está cubierta de bosques.

Vista de un paisaje boscoso
© Suiza Turismo

En el transcurso del siglo XX la superficie boscosa ha aumentado continuamente, tras un período de acusada deforestación que se pudo observar hasta finales del siglo XIX. Un 30% de la superficie arbolada se encuentra en suelos de propiedad privada, el resto pertenece al sector público. 

Desde 1876 el bosque es objeto de una legislación federal encaminada a impedir una ulterior reducción de las zonas forestales en Suiza. La Confederación y los cantones supervisan la protección y la conservación de los bosques. 

Además de su importancia económica como proveedor de energía y material de construcción, el bosque cumple una función relevante como valla protectora natural contra las avalanchas, las crecidas y los desprendimientos de piedras. También es un estabilizador del suelo y de los terrenos escarpados, y contribuye a la conservación de la biodiversidad.