Energía – datos y cifras

Las principales fuentes de energía en Suiza son el petróleo, la energía nuclear, la fuerza hidroeléctrica y el gas natural. Energías renovables como el calor ambiental, la biomasa, la energía eólica y solar experimentan desde mediados de los años 2000 un fuerte crecimiento.

La aeronave Solar Impulse sobrevolando el lago de Ginebra
La aeronave Solar Impulse propulsada únicamente por la energía solar sobrevuela el mundo entero. © Solar Impulse / Jean Revillard

 

La mayor parte del consumo energético en Suiza recae sobre combustibles petrolíferos y carburantes (50,6%), seguido por la electricidad (25,0%), el gas (13,5%) y la madera (4,4%).

Con el 59,9%, la fuerza hidráulica es la principal fuente de producción energética en Suiza, seguida por la energía nuclear (33,5%) y las centrales térmicas convencionales (2,3%, no renovable).

El consumo medio por persona ha disminuido un 14,5% desde 1990. Pero como al mismo tiempo ha crecido la población un 23,4%, también ha aumentado en el mismo período el volumen total de la energía utilizada por un porcentaje del 5,5%.

En 2015, el consumo medio de electricidad se elevaba a 7.033 kWh por cabeza. Con lo cual el país alpino supera con respecto a las cifras de 2014 la media de Francia (6.233 kWh), Alemania (6.225 kWh) y Países Bajos (6.108 kWh), pero se sitúa por debajo del consumo de Noruega (21.091 kWh), Finlandia (14.477 kWh), Suecia (12.597 kWh), Bélgica (7.225 kWh) y Austria (7.081 kWh).

Casi la mitad del crudo importado en Suiza proviene de África (Nigeria: 39%, Libia: 6%, Egipto: 1%). La otra mitad viene de México (18%), Estados Unidos (12%), Kazajistán (8%) y otros países.

Varios proyectos de centrales nucleares han sido abandonados en el pasado a causa de la fuerte resistencia por parte de la población. Así, en el año 1975 se rechazó seguir con la construcción de una planta nuclear en Kaiseraugst, en el cantón de Argovia.

Actualmente se está implementando en Suiza la transición energética bajo el lema «Estrategia Energética 2050», cuyo objetivo consiste en abandonar paulatinamente la energía nuclear.

En Suiza existen cerca de 638 centrales hidroeléctricas. De ellas proviene el 59,9% de la producción eléctrica nacional.

La presa más grande de Suiza es la de Grande-Dixence, en el Valais, con una altura de 285 metros. Se trata de la tercera presa de gravedad más grande del mundo.