Promoción de los servicios financieros para las poblaciones de bajos ingresos

Proyecto terminado

El programa PROMIFIN contribuye al desarrollo de un sector financiero que responde a las necesidades específicas de diversos grupos destinatarios de la COSUDE, tanto a nivel de la calidad como de la variedad de los servicios propuestos por las instituciones de microfinanza, al mismo tiempo que persigue el objetivo de viabilidad institucional para optimizar la extensión de los servicios y el grado de su alcance. Para lograr su objetivo, PROMIFIN colabora estrechamente con las autoridades públicas, las instituciones privadas y la comunidad de donantes.

Región/País Tema Período Presupuesto
América Central
Honduras
Nicaragua
Empleo y desarrollo económico
Financial policy
01.08.2009 - 31.07.2013
CHF 5'900'000

En América Central, entre el 50 y el 90% de la población no tiene acceso a los servicios financieros y la gran mayoría de los pobres continúa recurriendo a los sectores semiformal o informal (parientes cercanos o prestamistas privados) que con frecuencia les llevan a aumentar su endeudamiento y su dependencia. Las ONGs y las cooperativas que se han especializado en la microfinanza proponen préstamos a corto plazo. La mayoría de estas instituciones son poco viables, están poco diversificadas a nivel de su oferta y dependen demasiado de subsidios.

La estrategia del programa PROMIFIN apunta a poner remedio a los tres problemas siguientes:

  1. la ineficacia de las instituciones
  2. la modesta cobertura de los servicios financieros en términos de diversidad y de cobertura geográfica en el ámbito rural
  3. la falta de sostenibilidad y de solidez del sistema en su conjunto.

Lanzado en 1999 en Nicaragua, en Honduras y en El Salvador, el programa PROMIFIN ha permitido mejorar la oferta de los servicios financieros gracias a un trabajo a diversos niveles.

Reforzar las capacidades de las instituciones de microfinanza
Los esfuerzos del programa se han concentrado en mejorar las capacidades de las instituciones de microfinanza (IMF): toma de decisiones, eficacia, expansión de la cobertura, desarrollo de una cierta sensibilidad (productos, políticas, etc.). Las instituciones apoyadas por PROMIFIN no sólo han registrado las mayores tasas de crecimiento del sector a nivel del número de clientes atendidos (han duplicado el número de clientes, contrariamente a las instituciones no apoyadas que lo han aumentado del 50% solamente) sino también a nivel de la calidad de su cartera (las instituciones apoyadas han disminuido la mitad su tasa de retraso, contrariamente a las no apoyadas que han visto doblar esta tasa). Más de 70 IMF han sido apoyadas y atienden a cerca de un millón de clientes, es decir 70% del mercado de la microfinanza a nivel nacional.

Apoyo a la formación y a los servicios
PROMIFIN organiza asimismo la formación de asesores especializados, incluso aquéllos a los que pueden recurrir las instituciones en caso de necesidad. El programa estandariza y transmite las herramientas desarrolladas por las instituciones de microfinanza en colaboración con asesores locales. Estos últimos reciben apoyo para reproducir las experiencias en otras instituciones de microfinanza. Los aproximadamente 50 asesores locales trabajan en equipos de dos, constituidos por un experto en microfinanza y un informático. Estos asesores han realizado más de 55 réplicas de herramientas de gestión en instituciones de países como Nicaragua, Honduras y El Salvador. PROMIFIN aprovecha a su vez los intercambios regionales entre asesores e instituciones para hacer públicos los conocimientos adquiridos. En paralelo, PROMIFIN ha reforzado la infraestructura necesaria para fortalecer el sistema financiero, facilitando en especial el desarrollo de un mercado de servicios de apoyo a las IMF (asistencia técnica, formación de asesores). PROMIFIN ha apoyado la regionalización de un programa de formación en microfinanza ofrecido por dos universidades de Honduras y de Nicaragua, formando cada año a más de 100 nuevos profesionales. PROMIFIN apoya igualmente la consolidación de los servicios complementarios para las IMF: intercambio de informaciones mediante la Central de riesgos en Nicaragua (SINRIESGOS), apoyo a la creación de un Sistema de garantías recíprocas en Honduras.

Reforzar las condiciones marco del sector
PROMIFIN ha permitido mejorar el marco político y legislativo del sector. El programa ha apoyado principalmente a ONGs e instituciones de reglamentación y de supervisión en el desarrollo de un marco más favorable a las IMF de zonas rurales. En este sentido, PROMIFIN sostiene la especialización y la implicación del sector público en la promoción y la regulación de los servicios financieros para las poblaciones de bajos ingresos, facilita la coordinación, los intercambios de experiencias y la formación de consenso entre los actores importantes (bancos de refinanciación, redes y asociaciones de microfinanza, autoridades bancarias y comunidad de donantes).

Coordinación entre los donantes de fondos y el gobierno
La coordinación entre donantes y gobierno es particularmente importante en Nicaragua y en Honduras, donde los donantes son muy numerosos. El diálogo entre estos actores permite evitar la financiación de proyectos cuyos objetivos son contradictorios y la creación de distorsiones en el mercado financiero. En el campo de la microfinanza, es particularmente importante crear estándares de medición compartidos por todas las instituciones y crear las condiciones marco propicias para el crecimiento del sector considerado. Según la «Revista de la eficacia de la ayuda en el campo de la microfinanza» del CGAP, un consorcio de 30 donantes de fondos, PROMIFIN desempeña un papel preponderante en la promoción del diálogo entre los donantes de fondos y los gobiernos de Nicaragua y de Honduras. En estos dos países, la COSUDE está reconocida por su visión estratégica a largo plazo de un sistema financiero accesible a todas y a todos. En El Salvador, PROMIFIN ha desarrollado un partenariado estratégico con el banco de refinanciación del Estado a fin de transferir los conocimientos desarrollados por el programa a los asesores locales.

Mejorar la calidad de vida de las personas de bajos ingresos
Las instituciones apoyadas por PROMIFIN han mejorado sistemáticamente sus indicadores de gestión. Dichas instituciones se concentran en las poblaciones con los ingresos más bajos (más de 50% de sus clientes son mujeres y 40% de sus clientesse encuentran en zonas rurales). El seguimiento de 1200 clientes de IMF apoyadas por PROMIFIN revela que dichas personas han visto aumentar sus ingresos en casi 40%. Esta mejora ha contribuido a la financiación de una mejor alimentación, de una vivienda más confortable, de servicios de atención médica para los miembros de la familia y de la escolarización de los hijos. Las clientas femeninas han reforzado su poder de decisión.