Estudiar el retroceso de los glaciares a fin de hacerle frente

Proyecto terminado
El deshielo de los glaciares (aquí el “glaciar 513” en Perú) tiene toda una serie de consecuencias nefastas para las poblaciones que viven en el altiplano de la Cordillera de los Andes o en las planicies bajas. © CARE PERU

En los últimos años, se ha acelerado el retroceso de los glaciares andinos. Una colaboración entre especialistas suizos y peruanos que cuenta con el apoyo de la COSUDE documenta el fenómeno. Al final de la cadena, están las poblaciones rurales de Perú que ven su vida cotidiana perturbada por el deshielo de los glaciares. Es, pues, primordial incluirlas en la reflexión emprendida sobre los riesgos existentes.

Región/País Tema Período Presupuesto
Perù
Medio ambiente
Adaptación al cambio climático
01.11.2011 - 31.12.2015
CHF 4'962'000

Al igual que en Suiza, los glaciares de la Cordillera de los Andes corren el peligro de desaparecer un día debido al recalentamiento climático. Mientras tanto, el deshielo de los glaciares tiene toda una serie de consecuencias nefastas para las poblaciones que viven en el altiplano de Perú o en las planicies bajas. Los desbordamientos de lagos glaciares, las crecidas repentinas, los desprendimientos de tierra o aludes constituyen peligros para los habitantes. Los cultivos hortícolas sufren también al verse perturbados los flujos de irrigación.

La COSUDE, activa desde 2008 en cuestiones de adaptación al cambio climático en los Andes Peruanos, decidió realizar un estudio piloto sobre la evolución del “glaciar 513”, situado no lejos del municipio de Carhuaz, en el centro de Perú, con la convicción de que, a largo plazo, los datos recogidos podrán ser extendidos a otros glaciares.

Tres ejes de intervención

El proyecto  “Glaciares 513” implica una vasta cohorte de actores - Unidad de glaciología de la Universidad de Zúrich, universidades peruanas, autoridades nacionales y locales -  y abarca tres componentes:

  • Establecimiento de planes de gestión y de monitoreo hídrico de la región concernida y la puesta en marcha de un sistema de alerta
  • Formación de especialistas peruanos en glaciología
  • Desarrollo general de las capacidades y apoyo a la coordinación entre los actores - públicos y privados - concernidos por las consecuencias del deshielo de los glaciares

El establecimiento de planes de gestión hídrica debe permitir obtener una visión de conjunto de las necesidades de las poblaciones en materia de agua (tanto para el consumo como para la irrigación), de los riesgos de desastres naturales existentes, así como del potencial de producción de energía hidráulica derivada del deshielo de los glaciares.

Reforzar las capacidades nacionales

Para ello, el proyecto apoyado por la COSUDE hace énfasis en el refuerzo de las capacidades nacionales. A nivel académico, trabaja en la puesta en marcha de un programa de formación de posgrado en glaciología en Perú en estrecha colaboración con varios especialistas de la Universidad de Zúrich. En 2011, Perú solo tenía dos expertos en glaciología.

Al mismo tiempo, no se olvida a las poblaciones rurales. Es primordial la participación de los habitantes y de las autoridades locales en el proceso de planificación y de adaptación al cambio climático. En el marco del proyecto, las necesidades y preocupaciones de las colectividades de base son debatidas por comités de ciudadanos o las escuelas.

Ciudadanos peruanos escuchan las explicaciones de una especialista.
El proyecto apoya la participación de los habitantes en los procesos de planificación y de adaptación al cambio climático. © CARE PERU

Del lado de los más pobres

El proyecto “Glaciares 513” pretende sobre todo reducir la vulnerabilidad de las poblaciones instaladas en los altiplanos andinos. Además de los desastres naturales, el fenómeno del retroceso glaciar transforma la vida cotidiana cuando los ecosistemas de alta montaña (bosques, turberas, praderas) son alterados. Los pequeños agricultores se ven obligados a abandonar sus pueblos. Los habitantes de las zonas costeras bajas de Perú  son afectados negativamente por el deshielo de los glaciares a medida que disminuyen las reservas de agua.

De ahí la importancia de documentar los efectos del recalentamiento climático a fin de hacerle frente. El municipio de Carhuaz se ha dotado, pues, de un sistema de alerta de crecidas que, en tiempo real, le permite decidir la evacuación de los pueblos amenazados. En los altiplanos, se han construido reservorios de agua a fin de canalizar y explotar las posibles inundaciones. Se podrán reducir los perjuicios y los daños que ocasiona el retroceso de los glaciares a condición de que se pueda anticipar el fenómeno.

Informaciones complementarias