Instrumentos y contrapartes de la implementación

Para poder alcanzar los siete objetivos estratégicos que la cooperación internacional de Suiza ha establecido en materia de cooperación internacional y encontrar respuestas a los desafíos actuales, el país se apoya en una serie de instrumentos complementarios. Trabaja de forma conjunta con numerosas contrapartes, tales como la sociedad civil, el sector privado o los institutos de investigación.

Para desarrollar sus actividades, la cooperación internacional de Suiza dispone de una serie de instrumentos que se complementan y, a veces, se refuerzan mutuamente:

  • La Ayuda Humanitaria,
  • La cooperación técnica y financiera en favor de los países en vías de desarrollo,
  • La cooperación económica y comercial,
  • La ayuda a la transición de los países del Este,
  • La promoción de la paz y de la seguridad humana.

La COSUDE, la SECO y/o la División Seguridad Humana del DFAE elaboran estrategias de cooperación comunes en los contextos donde tenga sentido para hacer frente a la creciente complejidad de los desafíos que presenta el mundo actual. Así, por ejemplo, se han de reforzar los puentes entre las actividades de la Ayuda Humanitaria y de la ayuda al desarrollo en las zonas de conflictos de larga duración. En los contextos frágiles marcados por obvias injusticias es posible vincular proyectos de descentralización de poder, de desarrollo rural y de integración de minorías con iniciativas de promoción de la paz, para evitar así un aumento de los conflictos.

Cooperación bilateral y multilateral

La cooperación internacional de Suiza se basa tanto en proyectos implementados en diferentes países asociados como en contribuciones aportadas a organizaciones internacionales.

Los llamados proyectos de cooperación bilateral garantizan el contacto con las realidades locales, un control directo y cierta visibilidad, a veces reforzada por la contratación de personal suizo. La cooperación bilateral abarca, además, el diálogo político mantenido por Suiza con diversos gobiernos sobre sus programas de reforma y sus políticas.

Las experiencias y observaciones que tienen lugar en los países asociados hacen posible que Suiza tome posición con pleno conocimiento de causa en el seno de organizaciones multilaterales. Suiza es miembro de las principales organizaciones multilaterales de cooperación al desarrollo y humanitarias como el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) o el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

El alcance y las competencias especializadas de estas organizaciones convierten a las mismas en actores indispensables en la resolución de desafíos globales. A su manera, complementan el compromiso bilateral de Suiza, país que se esfuerza en dar amplio alcance a sus prioridades ejerciendo influencia en las orientaciones estratégicas de estas organizaciones.

La COSUDE cuenta con cinco programas globales especialmente consagrados a las problemáticas transnacionales: el acceso al agua y su gestión, la salud, la seguridad alimentaria, la migración, el cambio climático y el medio ambiente.

Programas globales

Reforzar los partenariados y diversificar las fuentes de financiación

Con el fin de desplegar sus esfuerzos y provocar un efecto multiplicador en los presupuestos puestos a su disposición, la cooperación internacional de Suiza actúa en red con numerosos actores asociados: poblaciones y gobiernos de los países de intervención, organizaciones multilaterales, organizaciones no gubernamentales (ONG) suizas, internacionales y locales, universidades e institutos de investigación, otros donantes de fondos, empresas del sector privado sitas en Suiza y en el extranjero, diásporas, cantones y municipios.

De la misma forma que las contribuciones que Suiza aporta a ciertas organizaciones multilaterales dan alcance global de su acción, los partenariados que establece con determinadas ONG permiten sacar provecho de su competencia en temas específicos. Durante los últimos años, la COSUDE ha multiplicado las colaboraciones con institutos científicos suizos y extranjeros para permitir que expertos nacionales se formen y orienten las políticas nacionales gracias a su saber, sobre todo en el ámbito de la glaciología.

Por su parte, los intentos de colaboración con el sector privado han hecho posible movilizar fuentes adicionales en forma de experiencia y de medios financieros, sobre todo para promover inversiones sostenibles. Dentro del sector privado se encuentran tanto las grandes multinacionales como una multitud de empresarios sociales movilizados sobre el terreno.

La movilización de recursos financieros suplementarios para la ayuda al desarrollo debe igualmente implicar a los países asociados. Diversos proyectos de cooperación financiados por Suiza tienen como objetivo incitar a los países en cuestión a generar mejores ingresos fiscales e inversiones privadas.