Mediante la formación profesional, la COSUDE abre perspectivas a los jóvenes.

Artículo, 04.06.2018

Del 6 al 8 de junio, se dan cita en Winterthur màs de 500 representantes del mundo de la economía, la política y la educación con ocasión del tercer Congreso Internacional de Formación Profesional, bajo el lema «Habilidades para la Empleabilidad y Carreras». También la COSUDE participa. En esta entrevista, la experta en estos temas Brigitte Colarte-Dürr explica la importancia de la formación profesional para una cooperación al desarrollo eficaz.

Un grupo de jóvenes laotianas con delantal y gorro de cocina, sacando comida de dos ollas.
Mediante una formación práctica en hostelería, la COSUDE mejora las perspectivas de empleo de las jóvenes laotianas. © COSUDE.

Señora Colarte-Dürr, ¿qué espera del inminente Congreso Internacional de Formación Profesional de Winterthur? 

Muchos de los 500 participantes provienen de países contraparte de la COSUDE ; entre ellos hay representantes de ministerios, de organizaciones contraparte y de proyectos de la COSUDE. Esperamos que el sistema suizo de formación profesional dual les sirva de inspiración para mejorar sus propios sistemas; también hay que subrayar la importancia del intercambio de buenas prácticas entre los profesionales internacionales del sector. La experiencia demuestra que estos congresos constituyen una oportunidad de ver los problemas con que se enfrentan otros países y las soluciones existentes. Esto, a menudo, se traduce en mejoras concretas. Así, p. ej., el presidente serbio, Aleksandar Vucic, se convirtió en un defensor del sistema de formación profesional dual tras participar en uno de los congresos anteriores. A raíz de ello, lanzó con apoyo suizo una reforma del sistema de formación profesional serbio, que hoy permite a jóvenes serbios y serbias realizar un aprendizaje mientras estudian y encontrar más fácilmente trabajo al final de su formación.

Brigitte Colarte-Dürr, experta en formación profesional de la COSUDE.
Brigitte Colarte-Dürr, experta en formación profesional de la COSUDE. © COSUDE

La COSUDE tiene en el 80% de sus países contraparte un compromiso con una formación profesional de calidad. ¿Por qué es tan importante este tema en la lucha contra la pobreza? 

Sencillamente porque sin formación básica y profesional no hay desarrollo. Una buena formación de los trabajadores es fundamental para aumentar la productividad de una empresa o un sector, y contribuye, además, de forma directa a la reducción de la pobreza. La formación profesional da a muchas personas la posibilidad de encontrar un empleo o de hacerse autónomas, y mejorar con ello sus ingresos. Así, p. ej., la COSUDE brinda a miles de hombres y mujeres del sector textil y de la construcción cursos de formación que les ayudan a tener mejores posibilidades en el mercado laboral. Otro aspecto a considerar es el llamado empoderamiento: La formación profesional hace más fuertes y más seguras a las personas, les permite ser más autónomas y les abre perspectivas de futuro. Esto es crucial sobre todo para las mujeres, privadas a menudo del acceso a un empleo y, por ende, de la posibilidad de ganar su propio dinero. 

Qué efecto tiene el compromiso de la COSUDE? 

Muchos de nuestros proyectos se centran en los niveles de formación bajos. Estos proyectos son eficaces, sobre todo, cuando podemos aprovechar las sinergias entre la formación profesional y la creación de nuevos empleos. El Informe de la eficacia en el ámbito del empleo, publicado el año pasado por la COSUDE y la Secretaría de Estado para la Economía SECO, da una buena nota a la formación profesional. Particularmente positiva fue la valoración de los efectos de los programas de formación profesional en la reducción de la pobreza y los resultados para los grupos de población especialmente vulnerables. Entre 2013 y 2016, gracias a los proyectos de la COSUDE, recibieron formación en nueve países del Sur unos ocho millones de personas, cifra superior al conjunto de la población suiza. Solo en Bolivia, en un año, pudieron finalizar una formación más de 29.000 personas con recursos limitados. Hoy, más de la mitad de ellos tiene unos ingresos superiores al salario mínimo de 240 dólares. 

ómo funcionan concretamente estos proyectos? 

Los proyectos son muy diversos, depende del contexto y de los objetivos que queremos alcanzar; el abanico abarca desde los cursos de varias semanas, p. ej., de costura o reparación de computadoras en el campamento de refugiados de Kakuma en Kenia hasta los cursos plurianuales de formación de aprendices, como p. ej., los del sector de la madera en Serbia. La COSUDE implementa proyectos de formación profesional no solo en sus clásicos países contraparte de África, Asia y Latinoamérica sino también en los países de la antigua Unión Soviética, en los Balcanes, en los nuevos Estados miembros de la UE, y en las regiones en crisis, en las que Suiza presta ayuda humanitaria. 

La COSUDE es conocida por su compromiso a largo plazo. ¿Puede usted ilustrarlo con un ejemplo? 

Nepal es un buen ejemplo. En este país lanzamos en 2007 un fondo con el que se finanza a proveedores de aprendizaje privados. Estos no reciben el importe total de la financiación hasta que los estudiantes no hayan acabado la breve formación y encontrado un empleo. De este modo controlamos que realmente se integren en el mundo del trabajo. A raíz del terremoto de 2015, adaptamos el proyecto y ofrecimos cursos de formación para la reconstrucción, p. ej., cursos de construcción antisísmica. Entretanto, el gobierno nepalí ha asumido el fondo con otros donantes, mientras que nosotros hemos dado un paso más y ahora ofrecemos cursos para aprendices. Este ejemplo muestra cómo puede variar con el tiempo el compromiso de la COSUDE en un país.