COSUDE: Perspectivas para 2014

Artículo, 28.01.2014

En la conferencia de prensa anual, el director de la COSUDE, Martin Dahinden, hizo balance de todo el año anterior y presentó algunos de los desafíos del nuevo año. La ampliación de los programas globales en línea con el nuevo Mensaje sobre la Cooperación Internacional 2013-2016 permite reaccionar a los desafíos globales, tales como la seguridad alimentaria y la migración, según Dahinden. El director señaló asimismo que la decisión de incrementar el compromiso de la COSUDE en los Estados frágiles ha resultado acertada. Las presentaciones del subdirector del Departamento Cooperación Sur, Willi Graf, y del Delegado de Ayuda Humanitaria, Manuel Bessler, ahondaron en estos aspectos.

En la conferencia de prensa anual de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), su director, Martin Dahinden, informó sobre las actividades del año anterior y sobre los puntos prioritarios de la Agencia en el año en curso. Junto a las crisis y las catástrofes humanitarias como las de Siria, República Centroafricana y Sudán del Sur, en 2013 se registraron también progresos en numerosos países, como lo ilustra el sólido crecimiento económico de Gana y de Mozambique, de Mongolia y de Bután, tal y como Dahinden señaló. Además, en numerosos países africanos está creciendo una clase media que reclama sus derechos democráticos. Y a pesar de que la población mundial aumenta, la pobreza está en retroceso. «2013 fue, pues, no solo el año de las crisis y los conflictos; en muchos países, fue también el año de la recuperación y del auge», dijo Dahinden. Las mejoras las registran los países cuando cuentan con unas circunstancias estables; por esta razón, ha resultado acertada la decisión de incrementar el compromiso de la COSUDE en los Estados frágiles, aun cuando este compromiso no esté exento de riesgos.

Guía estratégica

Con el nuevo Mensaje sobre la Cooperación Internacional para el periodo 2013 a 2016, la COSUDE cuenta con una guía estratégica a la altura de los retos y los desarrollos a afrontar, añadió Dahinden. El nuevo Mensaje, más centrado en los riesgos globales, tiene en cuenta el hecho de que muchos de los desafíos centrales del tiempo que nos toca vivir no conocen fronteras. Entre estos desafíos están el cambio climático, la migración o las epidemias. Con el fin de adaptarse a las realidades en red, la COSUDE cuenta hoy con programas globales en las esferas del agua, la seguridad alimentaria, la migración y la salud. Con ello, se ha demostrado que la cooperación global se ha convertido, tras la reorganización de 2008 a 2012, en uno de los pilares del trabajo de la COSUDE.

Un punto prioritario del año en curso es para la COSUDE la nueva Agenda de la pobreza y la sostenibilidad («Agenda Post-2015»), tal y como Dahinden subrayó. Esta sustituye a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que expiran en 2015. Suiza tiene gran interés en el éxito de la Agenda Post-2015, e influye en el debate internacional, siendo el único país que tiene un papel de liderazgo en dos de las once consultas temáticas globales de la ONU; a saber, en las esferas del agua y de la dinámica poblacional. A nivel nacional, la COSUDE está encargada de la coordinación de los trabajos. El grupo de trabajo interdepartamental competente seguirá desarrollando hasta el verano de 2014 las posiciones suizas. En otoño, el Consejo Federal establecerá un mandato de negociación, y a finales de 2014 comenzarán las negociaciones en el marco de la Asamblea General de la ONU.

Mayor eficacia y coherencia

El director de la COSUDE informó también en la conferencia de prensa de las medidas de reorganización del DFAE, medidas que tendrán repercusión en la COSUDE. La integración de la diplomacia, los servicios consulares y la cooperación al desarrollo en una única Representación suiza (en vez de en dos, como era el caso hasta ahora) aumentará la coherencia de la política exterior y la eficacia de la cooperación al desarrollo sin menoscabo de la autonomía de la COSUDE, dijo Martin Dahinden. El ejemplo de Malí, país en que el DFAE es activo simultáneamente en la cooperación al desarrollo, la diplomacia y el mantenimiento de la paz, muestra que para llevar a cabo una política exterior eficaz y coherente se requiere una estrecha colaboración tanto en el seno del Departamento como con otros actores. Con estas medidas, se invertirán más fondos en proyectos y menos en administración, según Dahinden.

Importancia crucial de los pequeños agricultores

El experto en agronomía Willi Graf habló en su presentación de la seguridad alimentaria y la lucha contra la pobreza. La ONU ha declarado 2014, Año Internacional de la Agricultura Familiar (family farming). Graf, subdirector del Departamento Cooperación Sur, explicó a los medios cómo la COSUDE apoya una agricultura sostenible con explotaciones familiares mediante numerosos programas por país y cómo se posiciona en el diálogo agrícola internacional a favor de los pequeños agricultores, por ejemplo, en cuestiones de derechos sobre las tierras. Sirviéndose de los ejemplos de Burkina Faso y Georgia, hizo ver la conveniencia de esta actuación en estos dos países tan diferentes. En ambos contextos, las capas más pobres de la población viven en el campo. Ningún otro apoyo como este hace posible mejorar simultáneamente y en poco tiempo su situación alimentaria y sus ingresos. Por otra parte, la mejora de la agricultura fomenta el desarrollo de las zonas rurales, favoreciendo además aspectos tan importantes en ambos países como la descentralización y la democratización. Los resultados, documentados por la COSUDE en informes sobre la eficacia, son positivos; por ejemplo, cada franco invertido por la COSUDE en investigación agrícola para pequeños agricultores ha revertido en una producción alimentaria adicional de nueve francos.

Los pequeños agricultores son un factor importante en la producción mundial de alimentos. Aproximadamente el 50% de los alimentos son producidos por pequeñas explotaciones agrícolas, de las cuales 500 millones se encuentran en países en desarrollo. Estas producen una gran variedad de productos mientras la agricultura industrial se limita a unos pocos alimentos básicos y animales.

Tres países con los máximos niveles de crisis

Manuel Bessler, delegado del Consejo Federal para la Ayuda Humanitaria informó de las prioridades en el campo humanitario, presentando el compromiso suizo en Siria, en República Centroafricana y en Filipinas. Estos países requieren el máximo nivel de coordinación internacional en situaciones de crisis.

La Ayuda Humanitaria prevé poner a disposición 6,3millones de CHF como reacción a la crisis de República Centroafricana, tal y como Manuel Bessler señaló. Con esta contribución se financiarán las acciones de emergencia de las contrapartes multilaterales (CICR, PMA y ACNUR) y de las ONG, en las esferas prioritarias de la protección de civiles y la salud. También recibirá apoyo Sudán del Sur, país azotado desde diciembre de 2013 por una crisis política y humanitaria. La Ayuda Humanitaria ha acordado destinar 5,5millones de CHF para financiar las actividades de sus contrapartes de la ONU, del CICR y de distintas ONG. Además de las medidas de emergencia, la Ayuda Humanitaria quiere proseguir su compromiso actual en Sudán del Sur, poniendo a disposición un presupuesto anual de 10millones de CHF para actividades en las esferas de la seguridad alimentaria, de la protección y de los servicios básicos como el agua, el saneamiento y la salud. Otros 30 millones de CHF se destinan a distintas intervenciones en el marco de la crisis siria. Por último, la Ayuda Humanitaria proseguirá hasta mediados de 2014 su compromiso en Filipinas, con el fin de apoyar al país en la reconstrucción tras el paso, en noviembre de 2013, del devastador tifón «Haiyan».

Informaciones complementarias y documentación