Afganistán

En Afganistán, Suiza apoya a las personas especialmente desfavorecidas, refuerza el proceso de transformación y contribuye así a los cambios sociales que deberán conducir a un proceso de paz sostenible. Refuerza las instituciones a nivel subnacional, contribuye a la buena gobernanza y al respeto de los derechos humanos y aboga sobre todo por los intereses de las mujeres y los niños. Fomenta, además, un desarrollo socioeconómico inclusivo y sostenible.

Mapa de Afganistán
2014 Natural Earth

Afganistán es uno de los países más pobres del mundo; más de la tercera parte de la población vive bajo el umbral de la pobreza. El país depende en gran medida de la ayuda exterior, y la falta de infraestructuras y la inseguridad influyen negativamente en la situación económica. Políticamente, Afganistán está marcado desde hace décadas por violentos conflictos y por la inestabilidad. Las elecciones de 2014 mostraron que la mayor parte de la población acoge activamente la posibilidad de participar en la política. Por primera vez en la historia del país, el cambio político tuvo lugar democráticamente.

Suiza se caracteriza en Afganistán por su profundo conocimiento, de larga data, del entorno político, social y económico. y por la gran confianza que le brindan tanto el gobierno como la población. Por esta razón, Suiza prosigue en su actual estrategia para el país 2015 – 2018 su compromiso con el apoyo y la mejora de las instituciones a nivel subnacional, con la buena gobernanza, con la abogacía y con la salvaguarda de los derechos humanos. Asimismo se siguen persiguiendo los objetivos de un desarrollo socioeconómico inclusivo y sostenible.

Suiza apoya proyectos en el nordeste, en la meseta central, y en el sureste del país, y participa con otros donantes en la creación de instituciones estatales.

Gobernanza y derechos humanos.

Derechos humanos, sociedad civil y consolidación del Estado

Suiza apoya a las instituciones estatales, sobre todo a nivel subnacional, y fortalece a la sociedad civil con aportaciones a proyectos de mejora de la gobernanza local. Esto da a la población un mejor acceso a los servicios públicos y protección contra las violaciones de los derechos humanos, lo cual fomenta el desarrollo socioeconómico en su conjunto.

Combatir los crímenes de honor y la violencia doméstica

El apoyo suizo permitió a la comisión afgana de derechos humanos llevar a cabo una encuesta nacional sobre crímenes de honor y violencia sexual contra la mujer. Este proyecto contribuyó a concienciar a la población afgana sobre la violencia contra la mujer. La comisión de derechos humanos investigó en 2013 más de 5.700 casos de violencia doméstica.

Desarrollo socioeconómico

Mejores condiciones de vida para la población rural

Habida cuenta de la extendida pobreza, Suiza está comprometida con el desarrollo socioeconómico de Afganistán. Su compromiso se centra en los hogares rurales especialmente marginados, cuyas condiciones de vida deben ser mejoradas. Las líneas de acción principales son la gestión de los recursos naturales, incluida la reducción del riesgo de catástrofes, y la mejora de las cadenas de valor de los productos agrícolas de las familias campesinas. Asimismo, se presta una atención particular a la educación básica de los niños y, especialmente, de las niñas. 

Mejores cosechas gracias a unos medios de producción más eficaces

Al contar con mejores semillas y con nuevos locales de almacenamiento, unos 1000 campesinos y campesinas pudieron cosechar más trigo, verduras y patatas. Unos sistemas de riego más eficaces y la elaboración de compost permitieron obtener, además, mayores ingresos. En las regiones en las que Suiza es activa, los medios de vida de la población han mejorado gracias a una gestión más sostenible del agua.

Ayuda Humanitaria

La COSUDE contribuye en proyectos de contrapartes multilaterales y participa en la financiación básica de programas. Con ello, apoya la protección de los refugiados, repatriados, desplazados internos y de las personas afectadas por catástrofes naturales, necesitados de ayuda humanitaria y de emergencia.

Enfoque y contrapartes

Adoptando un enfoque coherente e integral, Suiza colabora estrechamente con las autoridades locales, con otros donantes y con organizaciones internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) o el Programa de las Naciones Unidas para Asentamientos Humanos  (ONU-Habitat). Todos los programas de Suiza integran los principios de la buena gobernanza y de la igualdad de género así como de los distintos grupos sociales y étnicos. Debido al elevado potencial de conflicto causado por la pobreza y las experiencias violentas, Suiza trabaja con un enfoque que contempla las situaciones de conflicto.

Las contrapartes principales de Suiza en Afganistán son:

  • Organizaciones suizas: «Helvetas Swiss Intercooperation», «Terre des Hommes»
  • ITECO
  • Organizaciones internacionales: Sociedad Alemana de Cooperación Internacional (GIZ), «Aga Khan Foundation», Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)
  • Ministerios
  • Organizaciones de la sociedad civil (junto con otros donantes europeos)
  • Organizaciones multilaterales: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Programa Mundial de Alimentos (PMA), Programa de las Naciones Unidas para Asentamientos Humanos (ONU-Habitat)