Máximo grado de cooperación frente al deshielo de los glaciares en Asia central


Dos hombres trabajando en un glaciar con sus equipos.
Dos investigadores kirguizos instalando piquetes mediante un taladro a vapor a fin de estudiar el retroceso progresivo del glaciar Golubin en Kirguistán. © M. Hoelzle/Universidad de Friburgo M. Hoelzle

¿Cómo responder a las necesidades de agua de 68 millones de habitantes de Asia central poniendo en valor los glaciares que dominan Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán y Kazajstán? Un proyecto de la COSUDE pone el acento en una cooperación regional abierta y un riguroso monitoreo científico de la evolución de los glaciares.

Región/País Tema Período Presupuesto
Asia Central
Agua
Seguridad y diplomacia del agua
Política del sector del agua
Preservación de los recursos hídricos
01.05.2017 - 31.12.2020
CHF 1'200'000

Deshielo ineludible de los glaciares bajo los efectos del calentamiento climático, peligros –y también oportunidades– que encierran los lagos de origen glaciar… Suiza es ducha en el tema. Por ello, la COSUDE aúna esfuerzos con científicos suizos y extranjeros desde hace varios años para exportar su saber en el campo del análisis de glaciares. 

Además de los muchos proyectos de investigación que se llevan a cabo en la Cordillera de los Andes y en la India, cabe también mencionar la estrecha colaboración que la COSUDE mantiene desde hace varios años con numerosos centros de investigación en Asia central.

Inmensos depósitos de agua para erradicar la sequía

La región formada por Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán, Kazajstán y Turkmenistán vive una realidad dual claramente palpable: por un lado, los veranos secos que hacen indispensable recurrir a sistemas de irrigación eficaces; por el otro, una serie de cadenas montañosas que sirven de gigantesco depósito de agua. Al menos así ha sido hasta ahora. 

Habida cuenta del deshielo esperado de los glaciares, un suministro de agua tan ideal ya no se podría garantizar. Por ello, ante el desafío del calentamiento climático, es crucial crear un sistema de cooperación transfronterizo eficaz y con visión de futuro para la gestión de los recursos hídricos. Sin embargo, en muchos casos, son sobre todo las prioridades nacionales, fijadas según una lógica de competencia, las que determinan la captación y repartición de los recursos hídricos disponibles entre los países vecinos de Asia central.

Consultas políticas

La situación debe cambiar. Tras numerosos debates políticos, los Estados afectados han comprendido la pertinencia de asignar a Suiza un papel de asesoramiento en materia de gestión sostenible de los recursos hídricos de la región. Actualmente, la COSUDE encarna el compromiso de Suiza al sentar las bases de una mejor colaboración en los aspectos político y científico. 

En concreto, la COSUDE promueve un intercambio de información más sistemático entre los gobiernos. Para obtener datos científicos de calidad, respalda los esfuerzos desplegados por un grupo de investigadores de la Universidad de Friburgo, cuyo objetivo es formar a una generación avanzada de glaceólogos locales en los próximos años. 

La COSUDE ejerce su labor en el marco de la iniciativa «Blue Peace», iniciativa lanzada por la Suiza que preconiza una gestión pacífica del agua en diferentes regiones del planeta. Para ello, saca partido de una potente red de contrapartes internacionales y regionales también activas en el sector del agua en Asia central.

Lucha contra la pobreza y reducción de riesgos de catástrofes

Son los habitantes quienes, al final de la cadena, gozan de mejores condiciones de vida, no solo porque pueden acceder al agua potable o de riego para sus cultivos, sino también porque su seguridad aumenta. Si los gobiernos deciden cooperar, disminuye el riesgo de conflictos. Desde el punto de vista climatológico, el monitoreo riguroso del deshielo de los glaciares permite anticipar los riesgos de catástrofes naturales con mayor eficacia. 

Desde hace más de dos décadas, la COSUDE se compromete con una gestión integrada y transparente del agua, basada en las necesidades manifestadas por tres países prioritarios de la cooperación suiza al este de Europa: Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán. Con el proyecto en curso y el fuerte impulso otorgado a la cooperación transfronteriza, se debería poder avanzar en pos de una mejor calidad de vida y mejores perspectivas para las poblaciones locales.

Vista del glaciar Golubin.
El glaciar Golubin, situado muy cerca de la capital de Kirguistán, Bishkek, tiene actualmente una superficie de 5,5 km2, en comparación con los 86 km2 de superficie del glaciar de Aletsch, en Suiza. © M. Hoelzle/Universidad de Friburgo