Introducción

Estantería llena de libros.
La formación es un potenciador de la innovación y se considera con frecuencia como la «principal materia prima» de Suiza. © Pixabay

El sistema de educación suizo se divide en tres niveles y garantiza al alumnado poder elegir, esencialmente, entre dos soluciones optativas. La primera consiste en el currículum escolar, como en muchos otros países; la segunda está orientada a la práctica y conduce directamente a una cualificación técnico-profesional.

El sistema de educación suizo se divide en los niveles primario, secundario y terciario. La escolaridad obligatoria abarca el nivel primario y una fase del nivel secundario y termina, generalmente, a la edad de 15 años.

La segunda fase del llamado nivel secundario II comprende la formación básica profesional o la enseñanza general. La formación básica profesional se rige por el denominado sistema dual, que consiste en una formación paralela en la escuela de formación profesional y en la empresa educativa. Dos tercios de los jóvenes alumnos eligen este camino, que se llama «aprendizaje» en Suiza. El tercio restante elige la opción del liceo o de la escuela media especializada para preparar así el acceso al nivel terciario.

El nivel terciario abarca la formación profesional superior y los centros universitarios. La formación profesional superior prepara directamente para obtener un título profesional y ofrece también cursos para profesionales con experiencia que quieren perfeccionarse o especializarse en su campo profesional. Las escuelas universitarias especializadas, las escuelas superiores de pedagogía, las escuelas politécnicas federales y las universidades ofrecen una gran variedad de carreras distintas.

En Suiza, la educación es, principalmente, asunto de los cantones, que armonizaron en 2009 sus sistemas educativos con un concordato intercantonal de educación. A pesar de esta armonización siguen existiendo diferencias considerables entre los sistemas educativos cantonales. La Confederación y los ayuntamientos se ocupan de tareas que los cantones no pueden solucionar convenientemente. El sistema educativo es, por tanto, un reflejo de la estructura federalista del Estado suizo.

Educación – datos y cifras

Más del 44 por ciento de la población suiza dispone de un diploma de nivel terciario. Un sistema educativo flexible y amplio constituye la base para este resultado.

Escuela obligatoria

Generalmente, los niños empiezan a ir al parvulario a partir de los cuatro años de edad, momento en el que inician su formación escolar obligatoria, que se compone del nivel primario y del nivel secundario II y que suele durar once años.

Escuelas de enseñanza general

Los liceos o institutos de bachillerato y las escuelas medias especializadas son centros educativos de enseñanza general, que preparan al alumnado para el ingreso en universidades, escuelas superiores o escuelas de formación profesional superior.

Formación básica profesional

El aprendizaje dual, es decir, la formación simultánea en la escuela profesional y en la empresa educativa, forma a profesionales con cualificaciones profesionales realmente demandadas.

Universidades y otras escuelas superiores

El estudio universitario en Suiza sigue el modelo académico internacional de los cursos de grado, máster y doctorado.

Formación profesional superior

Una peculiaridad de Suiza: los cursos de formación para la especialización y el perfeccionamiento de los profesionales.