Épocas

De la Prehistoria a la época romana

El clima y la topografía condicionaron los primeros asentamientos en el territorio de la Suiza actual.

Alta y Plena Edad Media

Con el nombre Alta Edad Media suele designarse el periodo entre 500 y 1000 d. C. que sucede a la época romana.

Baja Edad Media

Desde finales del siglo XIX la Carta de Confederación de 1291 es considerada como acta fundacional de la Confederación Suiza.

La Reforma

A principios del siglo XVI la Reforma dividió a la cristiandad occidental en dos campos.

El siglo XVII

pesar de que las tensiones confesionales caracterizaran a la Confederación en el siglo XVII, los cantones confederados lograron, a diferencia de las Tres Ligas, mantenerse al margen de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648).

El siglo XVIII

El siglo XVIII fue una época pacífica desde el punto de vista de la política exterior, porque tras la Guerra de Villmergen de 1712 las tensiones confesionales fueron perdiendo peso.

Bajo el dominio francés

La Revolución Francesa y las sucesivas guerras napoleónicas cambiaron la fisionomía de Europa. Suiza tampoco pudo sustraerse de este cambio.

Hacia el Estado federal (1815–1848)

Tras su victoria contra Napoleón en 1815, los estados europeos querían restablecer parcialmente la situación prerrevolucionaria.

El Estado federal en el siglo XIX

Con la fundación del Estado federal se sosegó la situación política interior y exterior. Mediante la revisión de la constitución de 1874 el estado central consiguió incrementar sus competencias.

Suiza en la época de las guerras mundiales (1914–1945)

Durante la primera mitad del siglo XX Suiza no sólo vivió dos guerras mundiales sino también un período de entreguerras que trajo consigo una grave crisis económica y grandes desórdenes políticos.

Suiza en la Guerra Fría (1945–1989)

En política interior se estableció en la posguerra un gobierno de concordancia con inclusión de los socialdemócratas.

Suiza desde 1989

Las condiciones marco en materia de política exterior y economía cambiaron repentinamente y de manera persistente con el proceso de globalización que se inició tras la Guerra Fría.