Política exterior

Suiza mantiene relaciones estrechas con la Unión Europea, especialmente con los países vecinos.

Didier Burkhalter saluda con un apretón de manos al ministro de exteriores polaco Grzegorz Schetyna
Didier Burkhalter saluda al ministro de exteriores polaco Grzegorz Schetyna. © DFAE, Presencia Suiza

Los objetivos de la política exterior suiza son la defensa de los intereses nacionales, la independencia, el bienestar y la seguridad del país. La política exterior procura, además,  promover los valores de Suiza: los derechos humanos, la democracia, la paz, la lucha contra la miseria y la pobreza, así como la protección del medio ambiente. 

La neutralidad, que prohíbe a Suiza participar en conflictos armados y en alianzas militares, constituye asimismo un pilar fundamental de la política exterior helvética. Constituye una de las bases de la Ginebra internacional, la tradición humanitaria y el papel de Suiza como mediadora en zonas de crisis y conflicto. 

Como país situado en el centro de Europa, aun sin ser miembro de la Unión Europea, Suiza dedica una especial atención a las relaciones con sus países vecinos. Su relación con la UE se basa sobre una serie de acuerdos bilaterales sellados en 1999 y 2004.

Informe sobre los puntos esenciales de la política exterior 2016-2019

En 2016 el Consejo Federal aprobó la Estrategia de la política exterior suiza 2016-2019: 

  1. Unión Europea y Estados de la UE y la AELC: Deberán fortalecerse las relaciones de Suiza con los Estados de la UE y la AELC, con especial atención a los países vecinos. Buenas relaciones con la UE son una condición previa para una buena colaboración en múltiples campos de la política que contribuyen a fomentar el bienestar y la seguridad. 
  2. Socios internacionales: Suiza no es estado miembro de la UE, tampoco de la OTAN o del G20. Por este motivo y considerando el desplazamiento global del poder, es primordial para Suiza profundizar las relaciones con sus socios internacionales a fin de preservar sus intereses y solucionar problemas concretos. Por el peso político y económico de las organizaciones regionales, Suiza quiere ampliar su presencia también en estas instituciones. 
  3. Paz y seguridad: Como país muy globalizado con una economía orientada hacia la exportación, Suiza depende de un entorno estable y un orden internacional justo para garantizar su seguridad y su bienestar. Por ello es indispensable que Suiza contribuya en la creación de este entorno con un compromiso amplio y creativo. Por eso fomenta por ejemplo la mediación en el ámbito de la resolución de crisis y conflictos. 
  4. Desarrollo sostenible y bienestar: Los objetivos globales del desarrollo sostenible (Agenda 2030) formarán parte de la colaboración internacional de Suiza. Suiza se centra en temas que pueden crear valor añadido, como por ejemplo la formación profesional o el desarrollo municipal, aunque también la ayuda humanitaria, medidas de política económica y comercial en la cooperación al desarrollo, la colaboración en la transición y medidas para fomentar la paz y la seguridad de las personas. Para preservar su bienestar, Suiza pretende influir en el establecimiento de reglas y normas en el ámbito internacional. Al mismo tiempo quiere promover la economía, la ciencia y la investigación en Suiza.

Informaciones complementarias