Democracia directa

La democracia directa es una peculiaridad del sistema político suizo. Ofrece al pueblo la posibilidad de pronunciarse sobre decisiones del Parlamento federal o de proponer enmiendas a la constitución.

Rellenando una papeleta de votación
Rellenando una papeleta de votación. © DFAE, Presencia Suiza

En Suiza se concede al pueblo una participación considerable en las decisiones políticas en el ámbito federal. Todo ciudadano suizo que haya cumplido 18 años tiene derecho a elección y voto. Es convocado a las urnas por lo general en cuatro ocasiones al año para expresarse sobre un promedio de quince asuntos. En los últimos decenios la participación electoral alcanzó un promedio algo superior al 40%. 

Además del derecho de elección y de voto, la ciudadanía también dispone de la posibilidad de articular sus demandas por medio de tres instrumentos que forman la esencia de la democracia directa: la iniciativa popular, el referéndum facultativo y el referéndum obligatorio.

Iniciativa popular 

La iniciativa popular ofrece a los ciudadanos la posibilidad de presentar propuestas para una modificación o ampliación de la constitución. Su función consiste en estimular o iniciar el debate político sobre un tema concreto. Una iniciativa popular es válida y puede someterse a votación si se logra reunir un mínimo de 100.000 firmas en el plazo de 18 meses. Una vez conseguido esto, las autoridades pueden presentar una contrapropuesta, con la que pueden contrarrestar la iniciativa ofreciendo una alternativa a los electores y a los cantones. 

Referéndum facultativo 

Con el referéndum facultativo la ciudadanía puede exigir que una ley aprobada por la Asamblea Federal tenga que someterse a votación popular. Para conseguir una votación popular es preciso reunir un mínimo de 50.000 firmas dentro de los primeros 100 días tras la promulgación de la ley.

Referéndum obligatorio 

Cada modificación de la constitución aprobada por el Parlamento está sometida al referéndum obligatorio y, por consiguiente, al voto del pueblo. También el ingreso de Suiza en ciertas organizaciones internacionales está sujeto al referéndum obligatorio.