Desafíos globales

Una gestión sostenible de las tierras y de los recursos naturales es indispensable para mejorar los medios de subsistencia. © CCO

Los cambios climáticos, las crisis alimentarias y las crisis del agua así como la migración influyen cada vez más en las perspectivas de desarrollo de los países pobres. La COSUDE interviene por lo tanto mediante programas globales con enfoque temático y a través del diálogo político internacional para aportar una solución a estos desafíos globales y promover una mundialización que fomente el desarrollo.

Los desafíos globales no se detienen en las fronteras nacionales. Las formas tradicionales de la cooperación internacional ya no bastan para gestionar los bienes públicos mundiales que no pertenecen a nadie pero a los que todos tienen acceso, como por ejemplo el aire y el agua.

Se necesitan soluciones acordadas a nivel internacional.

Mientras que los países industrializados y los países emergentes son los principales responsables del consumo y del deterioro de numerosos recursos limitados, son sobre todo los países en desarrollo con menos ingresos y los grupos de población más desfavorecidos los que tienen que soportar las consecuencias.

Centrándose específicamente en la gestión de los riesgos y de las tareas globales, la COSUDE apoya las oportunidades de desarrollo de los países pobres así como su posibilidad de adaptarse a los cambios globales.