Cooperación internacional

Acceso equitativo a diagnósticos, vacunas y terapias: una respuesta global

Tres pilares, más actores, una respuesta global y solidaria. Palabras clave del compromiso de Suiza en la pandemia de Covid-19. Un enfoque compartido por varios organismos internacionales con sede en Ginebra, y que la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación se compromete a poner a disposición de los países de ingresos bajos. El acceso equitativo a las tecnologías de la salud es una prioridad absoluta, y no solo en la crisis de Covid-19. Olivier Praz habla sobre este tema.

En la explanada ante el edificio de las Naciones Unidas de Ginebra, se lee en letras grandes #healthforall.

En 2018, la OMS, con sede en Ginebra, celebró sus 70 años. La Ginebra internacional es un importante centro de gobernanza en el campo de la salud mundial. ©DFAE

El 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, promovido anualmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para dar voz a nivel internacional a cuestiones prioritarias en este campo. La OMS hace un llamamiento a eliminar las desigualdades socioeconómicas en la salud y en el acceso a los servicios sanitarios, evidenciadas aun más con la actual pandemia, que ha complicado los retos para los países de bajos ingresos. Una prioridad inscrita en la Agenda 2030 y apoyada por Suiza con sus programas de cooperación destinados a garantizar la investigación, el desarrollo y el acceso equitativo a las tecnologías sanitarias en las enfermedades relacionadas con la pobreza, como la malaria. Y, desde hace más de un año, también en la Covid-19.

De hecho, con el brote de la pandemia, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) adaptó inmediatamente los programas de embajadas y oficinas de cooperación para responder a las necesidades surgidas en los contextos locales. Mientras la Ayuda Humanitaria de la Confederación presta ayuda de emergencia, los programas de cooperación lanzan nuevas intervenciones en respuesta a la pandemia, reconociendo rápidamente las necesidades gracias a su presencia de larga data sobre el terreno. El 13 de mayo de 2020, el Consejo Federal aprobó además un crédito adicional de 70 millones de francos para apoyar una respuesta global a la pandemia basada en la iniciativa «Access to Covid-19 Tools Accelerator (ACT-A)». Diagnósticos, vacunas y terapias, como parte nuclear de una acción global eficaz y solidaria. 

Una sanitaria con traje protector, gafas y mascarilla junto a los aparatos de una sala de hospital.
El 31 de marzo de 2020, Suiza envió a Moldavia mascarillas, gafas y trajes protectores para el personal sanitario que lucha en primera línea contra la COVID-19. © DFAE

Una respuesta global basada en tres pilares

Hoy día, la atención internacional de los media se centra en el desarrollo de vacunas contra la COVID-19 eficaces y seguras. Suiza, con la COSUDE, apoya un enfoque basado en tres pilares y compartido por organismos mundiales expertos en salud. Tres pilares, tres conceptos para describirlos y tres iniciativas globales: diagnosticar («Diagnostic Partnership», para desarrollar tests accesibles a todos), vacunar («Gavi Advance Market Commitment for Covid-19 Vaccine», para la producción y distribución igualitaria) y curar («Therapeutics Accelerator», para la investigación de terapias).

«El compromiso de Suiza en la respuesta global a la pandemia de Covid-19 refleja las expectativas expresadas por el Parlamento en su Mensaje de Cooperación Internacional 2021-2024: Responder a las necesidades de las poblaciones afectadas (acceso equitativo a diagnósticos, vacunas y terapias de Covid-19 para los países de bajos ingresos); actuar en interés de Suiza (la seguridad sanitaria mundial protege también a nuestro país); valorizar la ventaja comparativa de la cooperación internacional suiza (partenariados público-privados en la investigación y el desarrollo de tecnologías médicas)», explica Olivier Praz, de la División Programa Global Salud de la COSUDE.

La COSUDE contribuye no sólo financieramente a los tres pilares. Así, en el campo del diagnóstico, Suiza asumió la presidencia del Consejo de donantes de la «Foundation for Innovative New Diagnostics (FIND)», que lidera el esfuerzo global en investigación y desarrollo, y en el acceso y la producción de instrumentos de diagnóstico. Suiza desempeña un importante papel de puente entre los distintos actores, fomentado por la presencia en Ginebra de las principales organizaciones activas en el ámbito de la salud. 

Desde Ginebra, un compromiso multilateral en varios frentes

Ginebra ofrece una red única de actores clave en este ámbito y se perfila como capital de la salud. Suiza es uno de los miembros fundadores de la OMS y la apoya financieramente, sobre todo ahora en respuesta a la actual emergencia pandémica. Ginebra es también la sede del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, de Gavi (la Alianza para las Vacunas) y de ONUSIDA, asimismo sostenidos por Suiza. El derecho a la salud y el acceso equitativo a las tecnologías sanitarias son prioritarios en el compromiso multilateral de Suiza.

Antes de la pandemia de Covid-19, la COSUDE se concentró en la investigación, el desarrollo y el suministro de instrumentos de diagnóstico y medicamentos para las enfermedades relacionadas con la pobreza, especialmente las enfermedades tropicales desatendidas. Si pensamos, p. ej., en la malaria, el número de casos ha disminuido en los últimos 15 años un 37% en todo el mundo, y cada vez se invierte menos en investigación y desarrollo. 

Partenariados para medicamentos de calidad y accesibles

La «Medicines for Malaria Venture (MMV)», apoyada por la COSUDE y con sede en Ginebra, lidera el descubrimiento, desarrollo y aplicación de nuevos medicamentos contra la malaria. Creada gracias a un partenariado público-privado multinacional, la MMV trabaja con contrapartes farmacéuticas, académicas y de los países afectados logrando reducir los costes y garantizar el acceso equitativo a medicamentos de calidad para los grupos más vulnerables, como los niños y las mujeres embarazadas. La MMV ha lanzado diez nuevos medicamentos antipalúdicos en más de cincuenta países.

A este ejemplo de «Product Development Partnership» se suma el de la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi), también apoyada por la COSUDE, sobre el tratamiento de una enfermedad del sueño especialmente extendida en el África subsahariana, causada por la mosca tsé-tsé y peligrosa si no se trata. La DNDi ha desarrollado, tras décadas de ensayos clínicos, un nuevo tratamiento (Fexinidazol) para esta enfermedad, que anteriormente se trataba con un fármaco a base de arsénico que resultó mortal para uno de cada 20 pacientes.

Un cortometraje de la DNDi que cuenta las historias de pacientes de la enfermedad del sueño, de médicos e investigadores comprometidos en encontrar una cura eficaz.

Cooperación internacional

La cooperación internacional (CI) de Suiza se basa en la Estrategia de Política Exterior (EPE) de la Confederación y persigue combatir la pobreza en los países en desarrollo y contribuir a su desarrollo sostenible. Con este fin, la CI si basa en tres pilares: la ayuda humanitaria, la cooperación al desarrollo y el fomento de la paz y la seguridad de las poblaciones afectadas. (Estrategia de cooperación internacional 2021–2024). La salud es un factor esencial del desarrollo; la acción de la COSUDE en el campo de la salud prioriza el fortalecimiento de los sistemas sanitarios, la lucha contra las enfermedades transmisibles y no transmisibles y la mejora de la salud sexual, reproductiva, materna, neonatal e infantil.

Volver a inicio