Cooperación internacional

Prevenir las inundaciones en Camboya, una esperanza para una región entera

Camboya, atravesada por el río Mekong, estaba muy poco preparada frente a las grandes catástrofes naturales. Sin embargo, con la aparición de una nueva tecnología de alerta temprana en la población, las cosas están cambiando. La COSUDE está estrechamente implicada en el proyecto.

Dos personas se apoyan en el muro de un puente, mientras abajo otras personas instalan un sensor en el río.

Dos expertos de la COSUDE y de la ONG People in Need observan la instalación del sensor Tep Macha en el río Mekong, en Camboya. © COSUDE

La alarma sonó temprano en la provincia de Battambang, en Camboya. En octubre de 2020, las intensas lluvias que se desataron en las provincias bañadas por la cuenca del Mekong provocaron violentas inundaciones. Tras la orden de evacuación de las autoridades, algunas personas pudieron salvar la vida aunque los daños materiales fueron enormes. Otras personas, por desgracia, no tuvieron tanta suerte.

Camboya figura entre los países particularmente vulnerables a graves inundaciones durante la temporada baja (de mediados de mayo a mediados de octubre). Pero esto podría cambiar en los próximos años gracias a unas nuevas tecnologías. En 2013, se creó un instrumento bajo el impulso de la ONG checa People in Need. Con un nombre de código algo técnico, EWS 1294 (para Early Warning System), el programa cuenta con una tecnología de punta que permite garantizar un sistema de alarma en la población cuando las lluvias intensas o los riesgos de inundaciones se vuelven particularmente amenazantes. Combinado con otro sistema de recogida de datos a nivel de las aguas subterráneas, su objetivo es reforzar la resiliencia de la población y permitir una mejor coordinación en la toma de decisiones rápida por parte de las autoridades locales.

Probado por primera vez en 2013, el sistema ha sido el elemento central de una cooperación a todos los niveles, convirtiéndose en uno de los proyectos piloto más prometedores de la región. El apoyo fue casi total tanto a nivel provincial como nacional. En el plano internacional varios actores gubernamentales y no gubernamentales apoyaron financieramente el desarrollo de la tecnología, entre ellos el PNUD, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Suiza, por su parte, participa en él desde diciembre de 2017.

Mapa de Camboya con las cuatro provincias apoyadas por la COSUDE, marcadas en color.
La COSUDE es garante de cuatro de las 25 provincias de Camboya, (Kratie, Stung Treng, Oddar Meanchey y Preah Vihear). © COSUDE

El Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria de la COSUDE en primera línea

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) apoya el proyecto financiera y políticamente. Su Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria se ha movilizado desde hace tiempo para responder a las necesidades de las personas desprotegidas durante los desastres naturales y después. Hoy día, se trata más bien de invertir en los medios que les permitan preverlos manteniéndose en contacto con la población que vive en las zonas de riesgo. En total, Suiza ha invertido más de 700.000 francos, y las provincias en las que la COSUDE ha promovido el desarrollo de este sistema de alarma han registrado un aumento espectacular del número de personas inscritas.

En el marco de sus operaciones, los expertos de la ayuda humanitaria de Suiza son garantes de cuatro de las 25 provincias que cuenta Camboya (Kratie, Stung Treng, Oddar Meanchey y Preah Vihear). Este instrumento de prevención ayuda no solo a salvar vidas humanas sino también a permitir una mejor regulación de los niveles de las aguas subterráneas. Las catástrofes por inundaciones o sequías impactan gravemente en el nivel de vida de la población afectada. Destruyen cosechas, suprimen los principales bienes de subsistencia y provocan, en última instancia, un aumento de la tasa de pobreza del país. Invertir en el EWS 1294 permite, así, apostar a largo plazo por una tecnología que viene a reforzar también las políticas de desarrollo en Camboya.

Dos representantes de la COSUDE y dos de la ONG People in Need están sentados en una mesa. Explican su proyecto a los representantes del gobierno camboyano.
El 18 de mayo de 2021, la ONG People in Need presentaba su estrategia global para que el NCDM se apropie del sistema de alerta. © COSUDE

Las autoridades locales facilitan la transferencia de conocimientos

Los objetivos de la Agenda 2030 expresan la esperanza de que el mundo emerja bajo una nueva luz para 2030. Los retos siguen siendo numerosos pero el planeta evoluciona de forma significativa y favorable. El éxito del sistema EWS 1294, que permite la reducción del riesgo de desastres, es por otra parte una de las muchas pruebas de ello. Hoy día, está ganando el favor de las autoridades locales que no solo apoyan el proyecto sino que también participan en el comité de dirección. Una fase esta que suele ser más difícil de alcanzar, dado que las ONG por sí solas tienen un peso político limitado.

La Oficina de cooperación de la COSUDE de Phnom Penh también ha trabajado para favorecer la relación entre People in Need y el NCDM, el comité nacional camboyano para la gestión de los desastres. También existe un estrecho contacto con el Ministerio de Recursos Hídricos y Meteorología (MOWRAM) y el Ministerio de Desarrollo Rural (MRD). El 18 de mayo de 2021, la ONG presentaba su estrategia global para que el NCDM se apropie del sistema de alerta. El objetivo es que el gobierno de Camboya pueda beneficiarse con el tiempo de esta nueva tecnología de forma autónoma y consiga garantizar la formación interna sobre el funcionamiento y el mantenimiento del EWS 1294.

La tecnología fue también una gran ayuda durante la primera ola de la pandemia de Covid-19, sirviendo de alerta en los distritos y provincias más afectadas por el virus. La ayuda internacional entra, así, progresivamente en una fase de salida, y la transferencia de conocimientos a las autoridades locales se realiza de manera natural. 

La COSUDE y la reducción del riesgo de desastres en cifras

87 millones: Presupuesto anual en CHF destinado a la reducción del riesgo de desastres.

16: Número de especialistas del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitarias que trabajan actualmente en este campo en todo el mundo. La COSUDE puede también recurrir a la experiencia de otras unidades de la Confederación como la Oficina Federal del Medio Ambiente.

2: La COSUDE dispone de 2 centros regionales especializados en las cuestiones de reducción del riesgo de desastres y de respuesta rápida. Uno en Lima, Perú, y otro en Bangkok, Tailandia.  

6: Suiza acoge cada 6 años la Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres. Esta cumbre multilateral permite evaluar los progresos logrados en este campo a nivel nacional e internacional. Suiza es también el país que alberga la UNDRR, Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, con sede en Ginebra.

Una apertura para la región del Sudeste Asiático

Al igual que la Agenda 2030 incluye 17 objetivos, el Marco de Acción de Sendai, adoptado por los Estados miembros de Naciones Unidas en marzo de 2015, contiene 7 objetivos para la reducción del riesgo de desastres. Suiza y Camboya son miembros, y refuerzan así la colaboración no solo entre los dos países sino también con el conjunto de los países miembros de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático). Estas naciones del Sudeste Asiático están también entre las más afectadas por las catástrofes naturales.

La región es una de las más importantes para Suiza, en términos de relaciones económicas y también en materia de desarrollo sostenible. El EWS 1294 es un proyecto piloto en el campo de la alerta temprana, y su tecnología podría exportarse fuera de Camboya para ayudar también a la población de otros países, como Laos, que no disponen de ninguna tecnología de este tipo.

Volver a inicio