Prevenir y superar crisis, conflictos y catástrofes

La cooperación internacional protege y apoya a las personas víctimas de conflictos, catástrofes u otro tipo de crisis antes, durante y después de estos acontecimientos. Trabaja en la transformación de los conflictos, asociando a todos los actores determinantes, ya sean estatales o no estatales. Se compromete de manera particular en los contextos frágiles.

Las crisis, las catástrofes y los conflictos aniquilan no solo vidas humanas sino también las perspectivas de futuro de los supervivientes. Cualquier acontecimiento trágico puede destruir los sistemas educativos y las infraestructuras, afectar a las fuentes de ingresos de los individuos y a los actores económicos, paralizar las inversiones, debilitar o incluso destruir las instituciones y traumatizar a comunidades enteras. Las catástrofes y los conflictos generan, igualmente, importantes desplazamientos de población.

La cooperación internacional de Suiza actúa a diferentes niveles para disminuir el impacto de las crisis o, aún mejor, para prevenirlas en la medida de lo posible.

  • Contribuye a la salvaguardia de vidas humanas cuando estas se encuentran bajo amenaza, así como al alivio del sufrimiento. Proporciona una Ayuda Humanitaria de emergencia y, a más largo plazo, convierte la prevención de catástrofes naturales, la reconstrucción y la rehabilitación, en sentido amplio, en sus prioridades.
  • Desempeña el papel de mediador o facilitador entre las partes de un conflicto, trabaja en la transformación de los conflictos y en la consolidación de la paz a largo plazo.
  • Contribuye de forma efectiva a la reducción de la fragilidad trabajando en las causas y los factores de los conflictos, respaldando reformas políticas y sociales en numerosos países contrapartes, así como promoviendo el respecto de los derechos humanos.