Hambruna en África y en Yemen

Une jeune mère porte son enfant sous-alimenté devant un centre de stabilisation soutenu par l’UNICEF à Malualkon, Aweil, Soudan du Sud.
Une jeune mère porte son enfant sous-alimenté devant un centre de soins soutenu par l’UNICEF à Malualkon, Aweil, Soudan du Sud. © UNICEF - Knowles Coursin

Desde febrero de 2017, Sudán del Sur, Nigeria, Somalia y Yemen se enfrentan a una grave hambruna. En total, 20 millones de personas se ven amenazadas por la inseguridad alimentaria a causa de los conflictos armados y del fenómeno climático El Niño. La COSUDE, que ya es activa en estos cuatro países, ha puesto a disposición recursos adicionales para apoyar a la ayuda de emergencia y reforzar, a la vez, las actividades de la ayuda al desarrollo.

La situación es especialmente grave en Sudán del Sur, donde cerca de cinco millones de personas sufren la amenaza de la hambruna. En Nigeria, también, más de cinco millones de personas padecen inseguridad alimentaria y desnutrición. El Cuerno de África se vio ya gravemente afectado en 2015 y 2016 por una gran sequía agravada por El Niño, que provocó importantes pérdidas de cosechas y la muerte de parte del ganado. Más de once millones de personas sufren desde entonces desnutrición aguda en Etiopía, en Kenia y en Somalia.

Refuerzo de las actividades en curso

Suiza se moviliza para acudir en ayuda de las poblaciones que sufren la hambruna. El 24 de febrero de 2017, la Ayuda Humanitaria de la COSUDE puso a disposición 15 millones de francos adicionales de sus reservas para las emergencias humanitarias con el fin de ayudar a los países gravemente afectados o amenazados por la hambruna. Esta nueva contribución se añade a las actividades en curso de la COSUDE en Nigeria, en Sudán del Sur, en Somalia y en Yemen. La COSUDE implementa y apoya desde hace años proyectos, sobre todo en la lucha contra la inseguridad alimentaria, el refuerzo de los medios de subsistencia, el acceso al agua y al saneamiento, y la protección de los civiles. Expertos del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria trabajan asimismo sobre el terreno por cuenta de las agencias de la ONU y de la COSUDE.

En previsión de esta catástrofe que se anunciaba, la COSUDE había aumentado regularmente su compromiso en los países mencionados, con un presupuesto de 48 millones de francos a principios de año. Con la nueva contribución aportará, por tanto, 63 millones de francos para financiar las operaciones humanitarias y las actividades de cooperación al desarrollo en Nigeria, en Sudán del Sur, en Somalia y en Yemen para 2017. Además, Suiza ha abonado 5 millones de francos al Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de la ONU (CERF) para 2017, con el fin de que este último pueda financiar las acciones de emergencia en estos países.

Apoyo a las operaciones del Programa Mundial de Alimentos

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) es la principal contraparte de la COSUDE en la lucha contra el hambre en el mundo. En 2016, recibió la mayor contribución abonada a una organización humanitaria de la ONU, contribución que ascendió a 69 millones de francos. Suiza no es solo un importante contribuyente del PMA sino también una contraparte principal de este organismo en relación con el desplazamiento de personal especializado.

La Ayuda Humanitaria de la COSUDE pone regularmente a disposición del PAM a expertos del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria. Además de su compromiso financiero, Suiza es activa en la coordinación de los donantes sobre el terreno. Como miembro de los Equipos Humanitarios de País o en cuanto presidente de los grupos de coordinación de los donantes en Somalia, Suiza se esfuerza, por ejemplo, activamente por lograr una utilización eficaz de los recursos y por la coordinación de la crisis.