Acceso universal y calidad: un doble desafío de la educación

Artículo, 09.04.2015

Quince años después de la adopción del Marco de Acción de Dakar, la edición 2015 del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo presenta unos resultados dispares. A pesar de los numerosos avances mencionados en el informe, aún no se ha logrado una integración completa de las personas más vulnerables en los programas educativos a escala mundial. La COSUDE considera prioritario el acceso universal a la educación, velando a la vez por garantizar la calidad de los programas.

Extracto de la portada del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo de 2015.
La edición 2015 del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos evalúa los resultados obtenidos para alcanzar los seis objetivos enunciados en el Marco de Acción de Dakar adoptado en el año 2000. © UNESCO

La UNESCO presentará el 9 de abril de 2015 una nueva edición de su Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo. Este documento, cofinanciado por la COSUDE, presenta una evaluación detallada de los resultados obtenidos para alcanzar los seis objetivos enunciados en el Marco de Acción de Dakar adoptado en el año 2000. La constatación general que se desprende es que dichos objetivos han sido alcanzados solo en parte. La lectura del texto es útil para comprender los retos que aún subsisten antes de la adopción de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Exclusión de las personas más vulnerables

Entre las diferentes tendencias prometedoras, el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo de 2015 confirma los avances logrados en el campo de la escolaridad primaria, una de las prioridades definidas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM): en la actualidad, nueve de cada diez niños van a la escuela. 

Sin embargo, sigue llamando la atención sobre los lamentables problemas que aún subsisten y empañan los resultados globales: las personas pertenecientes a las categorías de población más vulnerables (familias en situación precaria, mujeres y niñas, minorías étnicas, víctimas de conflictos) siguen siendo con demasiada frecuencia excluidas de la educación escolar y la formación profesional. 

Los programas educativos ofrecidos a la mayoría son, en opinión de muchos, de muy baja calidad. A ello se suma el hecho de que, en 32 países, uno de cada cinco niños en edad escolar abandona la escuela primaria antes de su término. La consecuencia es que el promedio de los niños que terminan su escolaridad sin saber ni leer ni escribir se eleva a más del 60% en Asia meridional y África occidental. 

Desarrollar modelos de formación adaptados a las necesidades

Una cosa es incluir a los más desfavorecidos, otra es garantizar que la formación ofrecida en las escuelas sea realmente instructiva y útil. Por ello, y para garantizar el acceso universal e igualitario a la educación, la COSUDE se esfuerza por mejorar la calidad de los programas de enseñanza. Para lograrlo es ante todo necesario diseñar programas educativos y de formación profesional adaptados del mejor modo posible a las necesidades de los alumnos. Ofrecer una educación de calidad constituye una condición indispensable del desarrollo. 

Además de brindar apoyo a experiencias piloto en varios países contraparte, la COSUDE entabla un diálogo político con las autoridades nacionales a cargo de la educación. Asimismo, apoya iniciativas de educación informal y comparte algunas experiencias aplicadas en Suiza, como por ejemplo el "10° grado" de la educación escolar. Este nivel permite a algunos jóvenes completar su educación básica para aumentar sus posibilidades de obtener un puesto de aprendizaje. Finalmente, la COSUDE aporta una contribución de 13 millones de CHF anuales a los programas establecidos por diversas contrapartes internacionales. 

Serbia: La integración social de los niños roma a través de la escuela 

Niger: Mejorar la formación para favorecer la inserción profesional de los jóvenes en el medio rural

Presentación y discusión del informe en Suiza

Con motivo de la publicación del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo de 2015, se prevé la celebración de dos actos organizados por contrapartes de la COSUDE en Suiza. NORRAG organiza una mesa redonda en el Instituto de Altos Estudios Internacionales y de Desarrollo (IHEID) en Ginebra el 22 de abril de 2015. La Red Suiza Educación y Cooperación Internacional (RECI) y el Foro Suizo para la Formación Profesional y la Cooperación Internacional (FoBBIZ) proponen una presentación y discusión del informe el 30 de abril en la Escuela Superior de Pedagogía de Zúrich.