El compromiso de los municipios albaneses en favor de la gestión de residuos

Artículo, 04.11.2016

Con el fin de proteger el medio ambiente y sus recursos, la COSUDE trabaja junto a varios municipios de Albania en pro de la gestión de residuos. El proyecto implica una gran responsabilidad, no solo por parte de los municipios sino también de los ciudadanos, quienes son alentados a modificar sus hábitos. Además, beneficia a la vez a los habitantes y a las empresas, emergiendo para estas un mercado lucrativo.

Dos personas se ocupan de los residuos de papel y cartón en el centro de reciclaje de un municipio albanés.
En Albania, los sectores del tratamiento y del reciclaje de residuos ofrecen un gran número de empleos a las personas sin formación o con escasa cualificación, © COSUDE

En Suiza, la clasificación de residuos está bien organizada. Las ciudades y los municipios administran fácilmente la acumulación de basura y contribuyen con ello a proteger el medio ambiente y sus recursos. Los contenedores de basura tienen diferentes colores según el tipo de residuo a valorar, integrándose de forma natural en el paisaje.

Cada vez más residuos en Albania

Con la desaparición de la dictadura en 1991 se disparó rápidamente el consumo y el país comenzó, como es lógico, a producir muchos más residuos, por lo que urgía intervenir. Con el apoyo del DFAE los municipios de diversas regiones del país ultimaron estrategias y modelos de financiación para la gestión de los residuos.

Esta política beneficia igualmente a empresarios como Florian Borshi, quien, al regresar a su país después de haber estado varios años en el extranjero, recibió el encargo por parte del gobierno albanés de ocuparse del tratamiento de residuos domésticos de la ciudad de Skhodra. Gracias a los esfuerzos de la población, cada vez más dispuesta a seleccionar los residuos, y a los del gobierno, que puso a disposición las infraestructuras y los recursos necesarios, Albania es hoy testigo de la evolución de las empresas especializadas en el tratamiento y el reciclaje de los residuos. Este sector ofrece un gran número de empleos a las personas sin formación o con escasa cualificación.

Reciclar es ganar

La política de reciclaje beneficia no solo los intereses de la población, que ve desaparecer la basura de los campos y mejorar la calidad de los suelos y del agua, sino también los de la economía albanesa. Efectivamente, se ha desarrollado un mercado en el tratamiento de los residuos que beneficia a las empresas privadas. El éxito de tal política depende, sin embargo, de la capacidad de los municipios de asumir su responsabilidad en la gestión de las basuras. En numerosas regiones de Albania los municipios no poseen las competencias ni las capacidades para hacerlo. El proyecto de la COSUDE en favor del desarrollo de los municipios (Decentralisation and local development project, DLDP) persigue colmar esta laguna.

Los municipios obtienen así el asesoramiento que les permite proporcionar un servicio adaptado a las necesidades de la población, la cual combina los conceptos eficacia y respeto por el medio ambiente. Entre 2007 y 2012, cerca de 112 000 habitantes de los municipios de Shkodra y Lezha se beneficiaron de estas prestaciones. La política de gestión de los residuos es positiva en la medida en que incita a la población a participar activamente en los cambios. Seleccionando correctamente sus residuos, los habitantes aportan una contribución visible y tangible para que aquellos sean posibles. El valor económico de los residuos permite, además, garantizar los intereses de las empresas privadas que cumplen con los requisitos pertinentes. La estrategia de gestión de los residuos ha dado así nacimiento a una sólida alianza entre los actores locales, totalmente decididos a luchar contra la acumulación de basuras.