Después de trece años de ayuda humanitaria, Suiza sigue presente en Sri Lanka a través de otras modalidades de cooperación

Artículo, 29.02.2016

La ayuda humanitaria proporcionada por la COSUDE en Sri Lanka se acerca a su fin, después de trece años de reconstrucción tras el tsunami y los reiterados enfrentamientos. Pero Suiza mantiene sus actividades de cooperación en la isla en dos ámbitos: apoyando a los trabajadores y trabajadoras esrilanqueses que migran al extranjero y promoviendo la reconciliación.

Un niño y una mujer posan sonrientes en su casa reconstruida.
En Sri Lanka miles de familias vuelven a tener un hogar gracias a los proyectos de la Ayuda Humanitaria de la COSUDE en el país. Joel Sames

Este año 2016 supone un importante punto de inflexión en la relación de cooperación de larga data entre Suiza y Sri Lanka. Para el mes de abril habrán cesado definitivamente las actividades de la Ayuda Humanitaria de la COSUDE, tras completarse trece años ayudando a los más necesitados con la sensación de haber cumplido con sus obligaciones. En otras palabras, los expertos locales de la COSUDE reconocen que se han cubierto las principales necesidades y consideran que es hora de que la Ayuda Humanitaria suiza se centre en otras prioridades.

Antecedentes históricos: la COSUDE inició su andadura en Sri Lanka en 2003 con la apertura de una oficina en Jaffna, en el norte de la isla, poco después del alto el fuego entre el Gobierno de Sri Lanka y el grupo rebelde de los Tigres de Liberación del Ealam Tamil (TLET). Los enfrentamientos habían arrasado ciudades enteras. Fue entonces cuando la Ayuda Humanitaria de la COSUDE empezó su labor con un primer programa de reconstrucción para los miles de supervivientes del conflicto armado.

Un "consorcio suizo" para dar respuesta al tsunami

El devastador tsunami del 26 de diciembre de 2004 provocó poco después otra movilización humanitaria sin precedentes. Tras enviar lo más rápidamente posible a varios expertos del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria para organizar los primeros auxilios, la COSUDE se asoció paralelamente con la Cruz Roja Suiza, Entraide Protestante Suisse y Chaîne du bonheur para poner en marcha un extenso segundo programa de reconstrucción en los distritos de Matara (al sur) y Trincomale (al este). El "consorcio suizo" reparó o reconstruyó en tres años un total de 10 500 casas y 18 escuelas.

Finalmente, entre 2009 y 2015, vio la luz una tercera fase de reconstrucción, después de un nuevo episodio de enfrentamientos letales y destructivos entre el ejército de Sri Lanka y los TLET en el norte de la isla. Basándose en su experiencia previa, esta vez la COSUDE logró que 5000 familias volvieran a tener un hogar y que más de 1200 niños y niñas regresaran a la escuela. Sus intervenciones no solo consistieron en la reconstrucción de viviendas, escuelas y pozos, sino que también se implementó un plan de recuperación de la economía local y de los medios de vida de la población mediante microinversiones, especialmente en el sector pesquero.

La migración y la reconciliación como ejes del programa

Desde que unas elecciones pacíficas llevaron al poder a un nuevo gobierno en enero de 2015, Suiza ha optado por concentrar sus actuaciones de cooperación en Sri Lanka en dos ámbitos en que se ha venido trabajando desde hace ya unos años: la migración laboral y la reconciliación.

Desde 2010 la COSUDE se esfuerza por que la migración de trabajadores y trabajadoras de Sri Lanka con destino a los países del Golfo, entre otros, sea más segura. En el marco de su Programa Global Migración y Desarrollo, la COSUDE vela por que se informe a estos migrantes económicos de sus derechos y reciban asistencia legal en caso de necesitarla. Asimismo se prepara a las familias para la ausencia de uno de sus miembros, especialmente cuando son las madres quienes abandonan el hogar, dado el papel central que desempeñan en la vida cotidiana. Básicamente es esencial que las autoridades de Sri Lanka formulen una política migratoria nacional bien pensada que refuerce la protección de los trabajadores migrantes y aproveche las consecuencias positivas de la migración. La COSUDE también apoya al Gobierno en este sentido.

Otro ámbito en que Suiza puede ofrecer una valiosa colaboración es la reconciliación y la forma de afrontar el pasado. Las autoridades y la población deben hacer frente a un difícil legado de violencia intercomunitaria de todo tipo. Ya desde 2003 su embajada en Colombo cuenta con un asesor de la División de Seguridad Humana del DFAE para facilitar el proceso de reconciliación en curso, crear espacios de diálogo y apoyar la labor de reforma constitucional. Las consultas reúnen a representantes de todo el espectro político y étnico, así como a los miembros de la diáspora de Sri Lanka en el extranjero.

Mapa de las zonas de intervención de la COSUDE tras el tsunami de 2004 y al finalizar la guerra en 2009.
Después de ayudar a las víctimas del tsunami de 2004 a reconstruir sus casas (zonas en rojo), la COSUDE amplió su programa de ayuda al norte de Sri Lanka, tras el último episodio de violencia armada que afectó a la región entre 2008 y 2009 (zona gris). © COSUDE