«Quiero decirles a los jóvenes que no jueguen con su vida»

Artículo, 29.11.2013

Berna, 1.12.2013 – Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, la COSUDE ha financiado una canción tendiente a animar a los jóvenes, entre otros, a protegerse. Su autor, Sim-Kool, artista costamarfileño y embajador de buena voluntad del Grupo SIDA Ginebra, explica aquí su compromiso.

Autor-compositor y cantante, su compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA se remonta a principios del año 2000.

Para el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, organizado el 1 de diciembre, la COSUDE ha financiado la grabación de la canción de Sim-Kool, un artista costamarfileño comprometido. « Mon Pote prends Capote » evoca la prevención del VIH y se dirige principalmente a los jóvenes.

Autor – compositor y cantante, Sim-Kool comenzó su carrera artística en los años 90, pero su compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA se remonta a principios del año 2000. En la actualidad, ocupa el cargo de embajador de buena voluntad del Grupo SIDA Ginebra y de portavoz de la Asociación Mundial a favor de los Huérfanos, que organiza cada año el Festival Rural Costamarfileño en Indénié-Djuablin, la región donde nació Sim-Kool.

Este festival fue el primero de la región en distribuir preservativos, en proceder a la detección del VIH/SIDA y en realizar un seguimiento de las personas infectadas por el virus. Además, Sim-Kool ha colaborado en varias ocasiones con la Ayuda Suiza contra el SIDA (ASS).

La COSUDE ha financiado la grabación de su última canción que anima a los jóvenes, entre otros, a protegerse. Ud. es embajador de buena voluntad del Grupo SIDA Ginebra y desde hace más de diez años colabora en este sector como artista comprometido. ¿A qué se debe su compromiso con esta causa?
Yo no estoy directamente afectado por el VIH/SIDA, pero en mi entorno hay varias personas que desafortunadamente viven cotidianamente con el VIH. Mi prima falleció del SIDA. Como cantante, soy consciente de que la música constituye un importante vector de sensibilización. Citemos el ejemplo de «We are the world»de Michael Jackson y Lionel Richie. Esta canción, cuyo objetivo era recaudar fondos para luchar contra la hambruna en Etiopía, dio la vuelta al mundo.

Ante la epidemia del SIDA, ¿cuál es su mensaje para los jóvenes?
Quiero decirles que no jueguen con su vida, que estén vigilantes en sus relaciones y sobre todo que controlen sus pulsiones. Las consecuencias pueden ser irreversibles y su vida destruida.

¿Cómo pueden la música y las palabras contribuir en la lucha contra la pandemia?
Se dice que la música suaviza las costumbres. Para mí, va más allá aún. La música es una auténtica terapia: cura y sana en profundidad. Mi single “Mon Pote prends Capote” apunta especialmente a la prevención del VIH.

¿Cuáles son las perspectivas para el futuro? ¿Cómo va Ud. a proseguir la lucha?
En el futuro, me gustaría comprometerme aún más en favor de la comunidad subsahariana en Suiza y también en mi país, Costa de Marfil, especialmente con la población de la región de Indénié-Djuablin donde yo nací. Sigo y seguiré mi lucha hasta que haya cero infectados, cero discriminados, cero enfermos y cero fallecimientos del VIH/SIDA. Quisiera aprovechar esta ocasión para agradecerle a la Dirección del Grupo SIDA Ginebra por permitirme, en mi calidad de embajador de buena voluntad, seguir una formación de alto nivel en materia de VIH/SIDA.

Cifras alarmantes de jóvenes

Este 1 de diciembre de 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS)decidió hacer énfasisen laprevención del SIDA entre los jóvenes y los adolescentes. Este grupo sigue siendo vulnerable pese a los esfuerzos desplegados estos últimos años en materia de sensibilización.

Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), el número de adolescentes de entre 10 y 19 años fallecidos a consecuencia del SIDA aumentó un 50% entre 2005 y 2012. Al mismo tiempo, el número global de fallecimientos ligados a la epidemia ha disminuido globalmente un 30%.

En África Subsahariana, el número de mujeres y de hombres jóvenes infectados entre 15 y 24 años de edad disminuyó un 42% entre 2001 y 2012. Sin embargo, esta categoría constituía aún en 2012 el 39% de los dos millones de jóvenes adultos infectados.

La pobreza, el paro, la inseguridad alimentaria y complejas dinámicas generacionales pueden empujar a los más jóvenes a adoptar prácticas sexuales de alto riesgo, p.ej., la prostitución y a las mujeres que aspiran a una vida mejor a tener sexo con hombres mayores que ellas. La comprensión del contexto social y de las dinámicas de género siguen siendo, pues, esenciales para lograr una disminución de la epidemia del VIH/SIDA.

Escuchar el single «Mon Pote Prends Capote» en mp3

Informaciones complementarias y documentación