Apoyar la trazabilidad de los animales en la región del Cáucaso Meridional


La imagen muestra un ternero en primer plano con una marca de identificación en la oreja derecha.
Un número de identificación único permitirá la trazabilidad de cada animal. © Manuela Kosch

En la agricultura moderna, resulta indispensable conocer la procedencia de los animales y recabar información sobre su estado de salud para evitar la propagación de enfermedades e impedir la comercialización de productos derivados de animales enfermos. Un sistema de trazabilidad contribuirá a aumentar los ingresos de los agricultores del Cáucaso Meridional gracias al efecto combinado de una mejor productividad de la ganadería y de un mejor acceso a los mercados para los productos.

Región/País Tema Período Presupuesto
Cáucaso meridional
Agricultura y seguridad alimentaria
Apoyo a las cadenas de valor agrícolas (til 2016)
15.06.2016 - 30.11.2020
CHF 5'935'000

En Georgia, la cría de ganado ocupa un lugar central en la agricultura. Casi la mitad de la población vive en las zonas rurales, donde predomina la agricultura de subsistencia: el 95% de los trabajadores son pequeños agricultores. Mejorar la productividad del sector constituye una prioridad para el Gobierno del país. Por eso el establecimiento de un sistema de trazabilidad es una medida importante. La COSUDE apoya el desarrollo de un sistema fiable y eficaz de trazabilidad. Esto debería permitir a los pequeños agricultores de aumentar sus ingresos a largo plazo.  Por una parte gracias a una baja de la mortalidad de sus animales y, por otra, gracias a un mejor acceso a los mercados regionales e internacionales para el ganado y los productos derivados. 

Mejorar la salud de los animales 

Con el establecimiento de un sistema electrónico de trazabilidad, las campañas de vacunación preventiva serán más eficaces y una respuesta más rápida en caso de epidemias tales como la fiebre aftosa o la brucelosis será posible. Esto contribuirá a mejorar la salud del ganado bovino y porcino y de los pequeños rumiantes.  Se trata de un paso primordial para implantar un sistema sostenible de trazabilidad de la "granja a la mesa" y garantizar la seguridad alimentaria, porque la venta de productos derivados de animales enfermos ya no sería posible. Por lo tanto, también se trata de una cuestión de protección de los derechos de los consumidores. 

El sistema estará compuesto por cuatro elementos interrelacionados:

  • Un código de identificación para cada animal que se inscribirá en un dispositivo específico (por ejemplo, una marca de identificación en la oreja)
  • Un documento oficial con este código de identificación que indicará el propietario y el historial de movimientos del animal
  • Un código de identificación para cada establecimiento: las granjas, los pasos transfronterizos y los mataderos
  • Una base central de datos con toda esta información 

Para garantizar el buen funcionamiento del sistema, se recurrirá a más de 700 veterinarios públicos y privados que serán formados para gestionarlo. Una etapa importante para ellos será sensibilizar a los granjeros acerca del problema que supone la falta de trazabilidad y de la pertinencia de su implantación. 

Promover la cooperación regional 

Este sistema permitirá un mejor control de los desplazamientos de los animales tanto en el interior como en el exterior de Georgia. Ello debería propiciar la cooperación regional con Armenia y Azerbaiyán con vistas al establecimiento de un sistema compatible entre los tres países. 

Este proyecto se integra plenamente en la política agrícola del Gobierno georgiano, que aspira a cumplir con las normas de la Unión Europea en la materia para poder exportar sus productos. Suiza aportará su experiencia al Gobierno de Georgia tanto a nivel técnico como a nivel normativo y legal, por ejemplo por lo que respecta a la protección de los datos recopilados.