Promover un crecimiento económico sostenible

La cooperación internacional de Suiza promueve un crecimiento que crea empleo, fomenta una mejor productividad, contribuye a reducir la pobreza y las disparidades y preserva el medio ambiente.

La creación de oportunidades económicas es indispensable para que cada persona pueda aprovechar su potencial. Pero el aumento cada vez mayor de las desigualdades requiere que la dimensión social del desarrollo económico esté mejor integrada. Ello concierne tanto a los países en vías de desarrollo más avanzados como a los más pobres.

También es importante que el crecimiento tenga en consideración el cambio climático, adecuándose a él y atenuándolo en la medida de lo posible, respetando el medio ambiente y la biodiversidad. Ante estos retos, el fortalecimiento de la competitividad de las economías debe ir acompañado de condiciones marco que prioricen un crecimiento sostenible y socialmente equitativo.

Apoyo a los pequeños empresarios

La COSUDE y la SECO se movilizan en favor de un entorno macroeconómico y financiero estable. Además de desarrollar el sector privado con vistas a generar empleo, se trata de desarrollar servicios financieros accesibles a los más pobres, a las pymes y a los campesinos.

La cooperación internacional de Suiza ayuda a los productores y a las empresas a posicionarse en las cadenas de valor de productos, tanto en zonas urbanas como rurales. Numerosos proyectos pretenden que los países en vías de desarrollo integren los circuitos comerciales de la economía mundial.