Volver a inicio

Las nuevas generaciones en Oriente Próximo, entre retos y nuevas perspectivas

De vuelta de un viaje juntos a Israel y al Territorio Palestino Ocupado, la directora de la COSUDE, Patricia Danzi y el embajador Simón Geissbühler, jefe de la División Paz y Derechos Humanos, comparten sus impresiones. Durante el viaje, se familiarizaron con la implementación del Programa de cooperación suiza para Oriente Próximo 2021-2024.

Patricia Danzi y el embajador Simón Geissbühler comparten sus impresiones sobre Oriente Próximo en una entrevista.

¿Cuáles son sus impresiones tras cinco días de visita a Oriente Próximo?

Patricia Danzi (DZP): En este viaje, me impresionaron mucho los encuentros con los jóvenes, especialmente las mujeres. La energía y la fuerza para crear perspectivas de futuro y defender sus derechos, todo ello a pesar y en la difícil situación que tienen que afrontar. Levantarse una y otra vez para seguir adelante y no perder nunca la esperanza.

Simón Geissbühler (GSO): Yo también quedé impresionado con esa energía ya sea en Jerusalén, en Gaza, en Ramallah o incluso en las colinas al sur de Hebrón. Pero noté asimismo las frustraciones que compartieron con nosotros. Los muros, no solo los visibles, sino también los que están en las cabezas, no son una fatalidad. Es, pues, de vital importancia ofrecer perspectivas de futuro.

Hay algún encuentro que le haya marcado especialmente?

DZP: En la Franja de Gaza, tuve la ocasión de intercambiar ideas con jóvenes palestinas de la escena de las startups. Ello me permitió descubrir el potencial de la escena de las startups e intercambiar ideas con los respectivos fundadores y fundadoras sobre sus proyectos innovadores. Una joven mujer desarrolló con su colega un sistema automatizado de limpieza de paneles solares, todo «made in Gaza». Allí, solo disponen de pocas horas de electricidad al día. Por eso, son tan esenciales las instalaciones solares (a menudo en los tejados), pero su rendimiento se ve enormemente reducido por la cantidad de polvo y de arena. Este invento permite crear puestos de trabajo, reducir escaladas peligrosas y producir electricidad de manera más eficiente. Para liberar todo el potencial económico de los jóvenes en la Franja de Gaza, también se requieren, por supuesto, soluciones políticas y a veces cosas muy simples a fin de impulsar la digitalización o una red 3G. Por esa razón, brindar a los jóvenes perspectivas de futuro apoyando la innovación es un nuevo pilar del programa de cooperación Oriente Próximo.

Patricia Danzi señala uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en un tablero circular.
Paz, justicia e instituciones sólidas: el 16º de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU es el que más interesa en Jerusalén, Gaza, Ramala o el sur de Hebrón. © COSUDE

Y precisamente ¿qué forma adopta el programa de cooperación?

DZP: Al integrar los esfuerzos de nuestros distintos servicios, el programa de cooperación Oriente Próximo permite actuar a la vez sobre las consecuencias y las causas del conflicto. Suiza responde a las necesidades humanitarias y apoya el desarrollo en el Territorio Palestino Ocupado. Asimismo, aboga no solo por que todas las partes respeten el derecho internacional, sino también por el diálogo.

GSO: La estrecha colaboración, por primera vez bajo la égida del programa de cooperación conjunto, le permite a Suiza utilizar los distintos instrumentos en el llamado “triple nexo”. Ello significa que ponemos en marcha nuestros instrumentos y programas en el ámbito de la paz, de la ayuda humanitaria y del desarrollo.

¿Cómo puede Suiza marcar la diferencia?

DZP: Suiza desempeña un importante rol gracias a su neutralidad, su tradición humanitaria y su alta credibilidad. Nosotros trabajamos en y para el diálogo, defendemos los principios humanitarios y creamos perspectivas de futuro con nuestras organizaciones contrapartes.

GSO: En efecto, las escaladas de violencia que observamos con demasiada frecuencia indican que solo es posible una paz sostenible si las partes abordan las causas profundas del conflicto. El compromiso de Suiza se enmarca en una visión del Consejo de Seguridad de una solución de dos Estados basada en el derecho internacional y ello aunque o a pesar de que la solución de los dos Estados sigue contando desafortunadamente con poco apoyo entre la población local.

Al continuar con su tradición de promover el derecho internacional y el diálogo con todas las partes, Suiza se centra en los jóvenes y la innovación. Hemos visto las energías y las expectativas de la población y este enfoque nos parece prometedor, pero también se requiere iniciativa personal.

Es posible el diálogo para lograr una coexistencia pacífica entre las poblaciones?

GSO: Un paseo de una hora por el casco antiguo de Jerusalén confirma la necesidad de lograr una solución de coexistencia pacífica. Los legados de cada comunidad que se codean recuerdan, además, que dicha coexistencia fue posible. En esta ciudad, centro del conflicto israelí-palestino, es esencial el respeto de las aspiraciones de cada parte. La promoción del diálogo es, pues, una prioridad del pilar Promoción de la Paz y Derechos Humanos del programa de cooperación Oriente Próximo.

Simon Geissbühler, de espaldas, camina por las colinas de Masafer Yatta detrás de otros dos lugareños.
Simon Geissbühler camina por las colinas de la gobernación de Hebrón hacia Masafer Yatta. © DFAE

¿Cómo implementa Suiza sus actividades?

GSO: Una de las fuerzas de Suiza es su colaboración con distintos actores, p. ej., organizaciones multilaterales, actores académicos o estatales. Durante nuestro viaje, volvimos a constatar el rol esencial que juega la sociedad civil en la promoción de los derechos humanos y en la prestación de servicios a la población. No obstante, desde hace varios años se observa que su espacio se va reduciendo. Ello nos preocupa y seguimos muy de cerca la situación, así como el debilitamiento de la presencia internacional tras el cierre de la misión temporal internacional en Hebrón (TIPH) y la no renovación de los visados del personal expatriado de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

DZP: El DFAE reevalúa periódicamente sus partenariados. Ello se traduce en las orientaciones del programa de cooperación, principalmente con nuevos partenariados para la innovación.

Patricia Danzi da algunos consejos a dos jóvenes que trabajan en un ordenador.
La digitalización y el desarrollo de la red 3G pueden contribuir a fomentar el potencial económico de los jóvenes de la Franja de Gaza. © COSUDE

¿Y qué hace Suiza más allá de sus partenariados?

GSO: Suiza tematiza regularmente los distintos desafíos del conflicto bilateralmente con las partes y en los foros multilaterales. Asimismo, recientemente ha nombrado a un enviado especial para la región Oriente Próximo y África del Norte (MENA).

En este contexto, ¿qué perspectivas ve Ud. para el futuro?

GSO: El conjunto de nuestros interlocutores ha insistido en la necesidad de dignidad para todos. Regularmente, hacemos un llamado a las partes para que relancen un proceso de paz creíble y cabe destacar que Suiza está dispuesta a brindar sus buenos oficios.

DZP: Nos hemos inspirado en nuestras contrapartes, en nuestros colaboradores y colaboradoras comprometidos desde hace tantos años y orgullosos de trabajar para Suiza, así como en los jóvenes motivados, instruidos y llenos de esperanza para sus familias. Es, pues, esencial contribuir a ofrecer perspectivas de futuro a las nuevas generaciones.